Entrevista a Paco de Blas, director de SUMMA ART FAIR

Hoy arranca SUMMA ART FAIR, la primera gran feria de arte contemporáneo de la temporada que llenará la nave 16 de Matadero Madrid del 10 al 13 de septiembre. Con el ojo siempre puesto en el coleccionista, intentando campear el temporal que atraviesa el sector del arte español, SUMMA apuesta fuerte y, muchos dicen, que va camino de convertirse en "la nueva ARCO". Casi la mitad de las galerías de SUMMA son extranjeras, llegadas desde países como EEUU, México, Canadá, Argentina, Reino Unido o Francia. La feria se organiza en dos secciones: la General, que incorpora las principales galerías, habituales de ediciones anteriores y nuevas incorporaciones; y la Transversal, compuesta por dos itinerarios comisariados por Jota CastroCómo coleccionar arte políticoy Gabriela SalgadoAfrica Focus-. Esta tercera edición de SUMMA incorpora además una nueva sección, Trazos, dedicada a revisar el mercado, sobre todo español, de arte del siglo XX. También habrá un espacio editorial donde encontraremos sellos como Input magazine, Libros del Sorro Rojo, Chucherías de arte, Arrebato o La Uña Rota entre otros. En Lit Ar Co doy la bienvenida a la primera feria de la rentrée otoñal entrevistando a su director, Paco de Blas, un doctor en literatura cuyas andanzas en la gestión cultural empezaron en el Instituto Cervantes y le han llevado por Chicago, Bruselas y Sao Paulo entre otros lugares.

- Ésta es la tercera edición de SUMMA. ¿Se trata del año de la consolidación?
… o de su desaparición... Sí, creemos y trabajamos para que sea el de la consolidación con una serie de parámetros que la hagan, si no imprescindible, interesante en el panorama internacional. Una feria se consolida entre su tercera y quinta edición, más o menos, mientras tanto la lucha por sobrevivir en este ecosistema sobredimensionado es tremenda.

- ¿Qué la hace diferente de gigantes como ARCO y ArtMadrid y emergentes como JustMad y Room Art Fair?
Mucho matiz. Arco es la feria de Madrid, Just Mad es la emergente, la feria joven. Las otras son básicamente locales, mientras que Summa es una feria internacional, con un riguroso comité de selección formado por galerías de 4 países, que avala su calidad e interés. Nos gusta el Matadero: le da un aire netamente urbano y un contexto creativo que creemos el mejor para desarrollar una buena feria.


- Alguien que quiera empezar a coleccionar, ¿a cuál de estas ferias de arte se debería dirigir? ¿Son unas más económicas que otras?
Debería comenzar por Summa y seguir viniendo todos los años a Summa... Desde luego hay una estratificación de mercado que sitúa niveles de galerías y de artistas en torno a bandas determinadas. ARCO trabaja las 6 cifras, nosotros no tanto. Siempre puede saltar la sorpresa, pero nuestro valor añadido está en la búsqueda constante de las mejores oportunidades a los mejores precios. En cualquier caso, coleccionar es conocer el mundo: hay que ver cuanto más, mejor.

- ¿Qué importancia tiene el agente coleccionista para SUMMA?
Toda la ecología del coleccionismo es interesante para Summa. Pero somos una feria pequeña, familiar, en la que lo más interesante es la falta de distancia entre el comprador y el galerista, entre la feria y el artista... propiciamos esta familiaridad y nos gusta el trato directo con quienes se interesan por el arte contemporáneo.

- ¿En España se compra arte contemporáneo?
Claro, se compra y en la cantidad y valor que permite su economía y su cultura. Y hay una evidente apertura de horizontes: todo el arte Latinoamericano encuentra salida en nuestro país, hay artistas europeos muy valorados y buscados... En Summa empezamos ahora una sección de arte contemporáneo africano, vamos a ver... Pero sí creo que un cierto cosmopolitismo invade las colecciones nacionales.

- ¿Cómo se podría incentivar su compra, tanto desde el ámbito de las empresas privadas como de la administración pública?
La administración ya ha comprado en años pasados y lo seguirá haciendo en la medida en que los presupuestos generales o locales se lo permitan. Hay un número de museos en España que parece suficiente, ahora es cuestión de aplicar los criterios más apropiados y rigurosos para completar colecciones y a través de ellas, mantener la creatividad y exigencia del arte contemporáneo español. En el sector privado, aumenta el coleccionismo, a la gente le gusta poseer algo único y que marca su aspiración en la vida. Es responsabilidad del sector ser cada vez más competitivos y desviar hacia el arte recursos que pudieran ir a otro tipo de inversión suntuaria.

- ¿Es usted coleccionista?
¿De arte? No. De vida, quizá, y ahí sí entra el arte contemporáneo, que forma parte de mi vida. Tengo obras de amigos, otras que recuerdan encuentros especiales con personas o lugares...

- Viene del mundo de la cultura científica y la literatura. ¿Qué aprendizajes se ha traído al mundo del arte?
El arte forma parte de nuestra sociedad. En los últimos años se ha vuelto más atractivo que la literatura. Si alguien quiere ser escritor, da la impresión de que quiera dedicarse a las series de TV, que lo convertirán en rico. Alguien escribe poesía? Ha habido un cierto trasvase de talento de otras áreas artísticas hacia la plástica, pero el fenómeno creativo sigue siendo el mismo y conocerlo a fondo requiere una reflexión sobre el contexto... la literatura sigue siendo útil en ese cometido. Respecto a la cultura científica, digamos que estuve en su divulgación, igualmente útil como estrategia, sí.


- ¿Cómo es el modelo ferial español comparado con otros países, tanto de Europa como de América?
Más que modelos nacionales de ferias, hay multinacionales que acapara el mercado mundial. Las más importantes son Art Basel, Frieze y FIAC. Los demás tratan de marcar diferencias para abrirse un hueco en el bolsillo de los coleccionistas. Pero no hay diferencias entre, por ejemplo, ARCO, MACO en México o ARTEBA, en Buenos Aires. De hecho hay quien alerta sobre una cierta unifomización de la oferta global, peligrosa para el sano desarrollo del arte contemporáneo.

- ¿Hacia qué modelos de gestión cultural deberíamos mirar? ¿Hacia qué países dirigir la mirada?
Hacia aquellos en que la cultura consiguió desvincularse de la política. Crear un organismo estatal, a salvo de veleidades políticas: un Consejo Nacional de las Artes...

- ¿Existe una buena educación artística en nuestro país?
No lo parece. Lo que no deja de sorprender en un país que extrae gran parte de su beneficio del patrimonio natural, cultural y artístico que le han dejado los siglos. Un mejor conocimiento del mismo siempre redundará en una explotación más eficaz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée