Páginas

domingo, 12 de octubre de 2014

La Gran: arte para todos

Dentro del ambiente inevitablemente adinerado -elitista me suena aún peor- que se respira en las grandes ferias de arte, porque su objetivo es -por suerte y sin engañar a nadie- vender obra, encontramos un rincón apto para todos los bolsillos. Mientras charlamos, veo la primera pieza vendida en mi recorrido por ESTAMPA a un precio que no alcanza las tres cifras. Una pareja sopesa las distintas ediciones y se queda con Poe. Mi interlocutora se lamenta: "era mi preferida". Y yo también me lamento: "si no tuviese tan poco dinero, también me llevaba uno". Porque me encanta. En realidad, encantar, para un Elisa Terroba, se queda corto.

La Gran continúa con su filosofía de acercar el arte al gran público, de que la voluntad de coleccionar arte para el propio y ajeno disfrute y de pagar a los artistas por su trabajo (que parece que a mucha gente se le olvida que el arte en todas sus vertientes también es un oficio) no esté destinado tan sólo a los bolsillos pudientes. Pedro y Marta han traído a ESTAMPA su habitual selección de objetos de artista con algunas nuevas producciones aún no vistas en otras ferias. Además, también ofrecen obra original de artistas realizada específicamente para ellos. Ya no se trata sólo de producir: también mostrar, promocionar, explicar y comercializar diversos artistas a través de la venta de sus piezas y de exposiciones individuales en el espacio de La Gran.

En ESTAMPA -no cierres el domingo sin ver la que probablemente sea la mejor feria del otoño- podemos ver a:

- Elisa Terroba: ahí sigue su libro de artista 1984, labrado y con su ojo vigilante, esperando a que mi bolsillo esté más pudiente. También las piedras literarias, las historias recortadas con son soporte para el sueño, el cohete de páginas ondulante, siempre trabajando en torno al libro y la palabra como soporte físico del arte.


- Enrique Marty: uno de los artistas más comentados del momento gracias a su exposición en el Lázaro Galdiano de Madrid. La Gran trae una selección de laminas que son muestra absoluta de su imaginario particular y que han formado parte de un vídeo de animación a disposición del espectador.


- Laura Salguero: con una selección de acuarelas que reflexionan en torno a lo exótico. Y ese chico limón, sacudiendo las piernas en el vacío, contemplando a los viajeros miniaturizados en busca de lo exótico.


- Marina Núñez: cuatro infografías de pequeño formato en papel de algodón, cuatro mujeres hermosas, apacibles, carnales, hechas en una intervención posterior con pintura, la imagen como licuándose. 

jueves, 9 de octubre de 2014

Arte pasado por agua

Porque lo cierto es que, la primera obra que me paré a contemplar, en un alto no planeado cuando reconocí una voz querida en mi linea recta hacia una galería amiga, se trataba de una pieza empapada. Un libreto de hojas viejas flotaba en el agua estancada de un recipiente. Declaración universal de los derechos del hombre de 1948: papel mojado, de Raquel de Prada. Bárbaro.

"Sticked painting" de Arancha Goyeneche
Fuera todo era lluvia y bochorno de un otoño que no termina de llegar. ESTAMPA, la feria por antonomasia (no hay quien la desbanque) de esta estación, renueva logo, más colorido, más saltimbanqui, y una carpa blanca plastificada que oculta la fachada de la -otra vez- nave 16 del Matadero. Coleccionistas, vips, prensa, taquilla... y una moqueta roja pisoteada te lleva hasta la puerta de entrada. ESTAMPA respira experiencia. Años y años de llevar haciéndolo bien y acertando. Con galerías nacionales de renombre como Adora Calvo, Astarté, Cámara oscura, Juan Silió, Juana de Aizpuru, Paula Alonso, Pilar Serra... y toda una sección dedicada al país invitado: México, con ocho galerías que han traído hasta la capital madrileña lo mejor de aquella gran tierra. Pero saben bien que el arte no son sólo galerías -ahí están los dibujos a mano alzada de Juan Francisco Casas, de periplo estadounidense, toda una galería para él solito-, y también encontramos una pequeña - demasiado pequeña- selección de editoriales: hilatina ediciones con una exquisita selección de objetos y libros de artista y los increíbles libros del zorro rojo y nórdica. También encontramos en Taller del Prado, Quorum, Obra recent... piezas para llevarse a casa directas desde la print shop edition. Aunque quizás se eche de menos -o quizás no- ese aire con el que nació ESTAMPA hace 22 ediciones de ser una feria especialista en grabado. Ahora, cabe todo. Ahora, quizás sea difícil distinguirla de las otras tantas ferias que tenemos apuntadas en el calendario.

Santiago Ydáñez
Welcome&Collect Art! es el lema de esta nueva edición. En un mercado difícil, en un país difícil, el coleccionista español sigue siendo el objetivo. Bajo la carpa blanca se ha habilitado el gran espacio Colecciona para atender tanto a veteranos como a iniciados. Cada día que dure la feria -hasta el domingo 12 de octubre- un coleccionista de la Fundación Banco Santander llevará al público de visita guiada, quizás enseñándole cómo y dónde mirar. Hoy viernes a las 16.00 horas se entregarán los premios y becas ESTAMPA: el de la Comunidad de Madrid/ESTAMPA ha ido a parar a la obra La cara oculta de Mateo Maté en el stand de la galería NF. 

"Transformación" de Cristina Almodóvar
Y ya que estás por el barrio...
Acércate a la Nave 73 para ver la pequeña exposición Seis viajeras permutables: Irene Barquilla, Adriana Martín Berges, Nuria Baena, Patricia Mateo, Anxela Pérez y Virginia González. Una pequeña delicia.

Nuria Baena
Adriana Martín Berges

viernes, 19 de septiembre de 2014

Summa una vez más

La segunda edición siempre es de consolidación. De repetir el modelo de la primera -si es que fue exitoso- o de corregir los errores cometidos. Aquella fue una feria discreta; al menos eso es lo que yo recuerdo. Quizás fuimos a horas imprudentes, pero algunos incluso hablaron de que vieron esos matojos western rodar en medio de la desolación. ¿Cómo hacer que una feria de arte contemporáneo en una ciudad como Madrid donde ya existen una, dos, tres, cuatro... tenga éxito? ¿Cómo diferenciarte cuando tú mismo, Art Fairs, ya tienes otra feria de objetivo idéntico -dar a conocer y vender arte contemporáneo- unos meses más tarde? Supongo que lo primordial era diferenciar los espacios entre SUMMA y JUSTMAD. Ésta, acertadamente trasladada al COAM, respirando la luz del cemento y del cristal, aún mantiene un perfil más emergente, dinámico, arriesgado, moderno... SUMMA va camino de convertirse en el "nuevo ARCO". Incluso se rumoreaba por los pasillos de la nave 16 que, si en la edición de 2015 aumenta el número de galerías -en esta edición, unas 60- como ha ocurrido con respecto al año anterior, quizás haya que dejar atrás Matadero para trasladarse a espacios "más grandes". ¿Suena eso a la aséptica Ifema? Esperemos que no.

Galería Enrique Guerrero (México)

Juan de Nieves, director creativo de la feria, comisario de profesión -y eso, dicen, se nota-, reconoció que el espacio de Matadero "desde luego que ayuda" a hacer una gran feria. En concreto, "una feria sexy". Y algo de razón hay que darle. Lo cierto es que, entre la multitud de la jornada para prensa y profesionales -sí, de verdad, esta vez hubo mucha gente-, se respiraba una aire atractivo y optimista. Los stands, aún a medio colocar algunos, invitaban a acercarse, a deleitarse, a informarse. Esperemos que a comprar. El arte español es tan bueno y tan malo como cualquier otro que se esté creando en este momento. La diferencia es su mercado interno y su prestigio social.

Paula Alonso Galería (España)

La calidad de una feria dicen que se mide por sus galerías. "Una feria es un espacio dedicado a ellas y a sus artistas", recordó De Nieves, "y tienen que ser unas galerías ajustadas al tiempo en que vivimos". Esta edición se han incorporado grandes nombres como Juana de Aizpuru, además de algunas francesas, alemanas, portuguesas y filipinas. Volvieron a repetirse la sección UP, dedicada a aquellos espacios con menos de cinco años de trayectoria, y la sección Transversal, que presentó los proyectos comisariados por Gloria Moure sobre cine en 16mm, y Marina Fokidis desafiando las barreras geográficas y culturales entre norte y sur.

SUMMA estará abierta hasta el domingo 21. La primera de la temporada antes de que llegue ESTAMPA y las emergentes de noviembre y diciembre, que este año, voy avisando, vienen con algunos cambios no del todo mejores. Por ahora, esta primera parada respira profesionalidad, calidad y mesura. ¿Tras los pasos de ARCO? Puede ser: 20 euros de entrada general (12 para estudiantes y desempleados). Aquí se viene a gastar.

Galería T20 (España)
Galería Gema Llamazares (España)

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Una temporada -cultural- más

Septiembre es uno de mis meses preferidos del año. El momento de los proyectos y las buenas intenciones -lo que se quede por el camino es asunto aparte-. Soy de esas personas extrañas a las que no les gusta el calor y disfrutan de las hojas secas, las tardes sin luz y la helada en las ventanas. De los que siguen midiendo la vida por cursos. Y ahora arranca uno nuevo, tanto en Lit Ar Co, como en el sector cultural en general, y en el arte contemporáneo en particular.

Jueves 11, viernes 12 y sábado 13 Madrid celebra su particular "gallery weekend": Apertura. Para los que no lo conozcan de ediciones anteriores, se trata del fin de semana en el que las 44 galerías de arte contemporáneo que forman parte de la asociación ARTE_MADRID inauguran temporada artística a la vez, presentando la primera de sus nuevas exposiciones de manera simultánea (casi medio centenar de artistas nacionales e internacionales de todas las disciplinas), ampliando sus horarios hasta las diez de la noche y celebrando actividades paralelas. La relación de galerías y exposiciones aquíTambién se le suman algunas grandes instituciones: Manuel Borja-Villel, director artístico del Reina Sofía, trazará un recorrido por la colección permanente de la pinacoteca, y lo mismo hará la directora del Lázaro Galdiano; también se realizarán visitas privadas a la exposición de Mitos del Pop del Thyssen y a otras muchas en CentroCentro, la Fundación Mapfre, la Telefónica, el Museo ABC, el Centro Conde Duque... 

Muy interesante serán los recorridos que trazará ARCO GALLERYWalk (apuntarse en la dirección de email arcogallerywalk@gmail.com) por las galerías de tres zonas muy diferentes de Madrid: el jueves por el Barrio de Salamanca a las 17.00 y 18.00 h. con punto de salida en la galería Michel Soskine: el viernes un recorrido por Salesas con salidas a las 11.00 y 12.00 h. desde la galería Elvira González, y a las 17.00 y las 18.00 h. desde la galería Casado Santapau; y finalmente el sábado Barrio de las Letras y la ya conocidísima calle Doctor Fourquet a las 11.00 h. desde la galería Formato Cómodo y a las 13.00 h. desde la galería Marta Cervera. El sábado de 11.00 a 15.00 h. se celebrará el tradicional "brunch de las galerías", punto de encuentro para gente del mundillo y público general que quieran acercarse al circuito galerístico de forma distendida, amena y, también hay que decirlo, algo abarrotada.

Lit Ar Co os desea un feliz inicio de temporada y os agradece que volváis a leer estas líneas.

sábado, 2 de agosto de 2014

Lecturas para el estío

LOS LANZALLAMAS, Rachel Kushner (Galaxia Gutenberg)
Pedí esta novela porque estaba indignada. Leí un artículo que destacaba la casualidad -o no, quizás la evolución social- de que de los cinco mejores libros del 2013 según The New York Times, cuatro estuviesen escritos por mujeres. Uno de ellos, Los lanzallamas (The flamethrowers) ya había llegado a España de la mano de Galaxia Gutenberg. Un artículo me llevó a otro hasta que me topé con un debate en The Guardian acerca de si podía escribir una mujer la Gran Novela Americana. Acusaban a Rachel Kushner de escribir con un estilo "macho" adrede. Ella, inteligente, poco tenía que decir al respecto. A palabras necias -y retrogradas-, oídos sordos. Esta novela, según algunos críticos al nivel de Don DeLillo o Philip Roth, cuenta la historia de Reno, una joven de Nevada que se muda al Nueva York de los 70, deprimido, infestado de drogas y mafia, pero hervidero de nuevas corrientes culturales, para ser artista. En concreto, Land Art, a la sombra de Robert Smithson y su espiral en las salinas. Ella quiere trazar con su moto Varela 650 Supersport verde metalizada una linea que atraviese los salares de su ciudad natal. Allí, tras un accidente, pasará a formar parte del equipo Varela como la mujer más rápida del mundo. Empresa que pertenece a la familia de Sandro, su amante artista conceptual en la ciudad. Y entonces de Nueva York nos trasladamos a la Italia fascista, en los años previos a Mussolini, cuando el patriarca Varela formaba parte de una pandilla de motoristas "que estaban muy ocupados escribiendo poemas sobre las carreras, pintando cuadros de la velocidad". La historia es tortuosa y Reno llega a la Italia de 1977, cuando las protestas juveniles desembocan en los actos terroristas de las Brigadas Rojas, con una traición y un secuestro empresarial de por medio. Kushner no es "macho". En Los lanzallamas no hay cursilerías ni romanticismos -si es que es eso lo que el lector simplista espera encontrar en la obra de una mujer- porque en la vida de Reno no hay ternura. Se trata de una de esas novelas totales, cuya historia a veces parece inabarcable, algo densa en algunos pasajes, pero de lectura obligada para los acelerados, los insaciables, los amantes de la buena literatura, los que echen de menos a un narrador que parece conocer todas las historias. En los gestos de un individuo adivinamos el devenir de toda una sociedad.

NOBLES Y REBELDES, Jessica Mitford (Libros del Asteroide)
Nancy fue la más famosa de las seis hermanas Mitford encerradas en Swinbrook House, la mansión de la familia de alta cuna. Pero Jessica, la quinta hija, también escritora y simpatizante comunista durante toda su vida, afincada en España durante la Guerra Civil, traza en esta autobiografía el recuerdo de una familia aristócrata de principios del siglo XX de lo más enloquecida: un padre despótico al que Nancy describió como "el eslabón perdido entre el hombre y el homo sapiens"; las hermanas Diana y Unity Valkyrie casadas con fascistas e inclinadas al nazismo; la pequeña Deborah, que confesó tener una relación con John F. Kennedy. Todo con humor y algo de ligereza -teniendo en consideración la importancia de los temas que trata-. Para no perdérsela.

ALABANZA, Alberto Olmos (Literatura Random House)
Olmos es uno de los narradores mejor considerados de su generación, autor de obras que no dejan a nadie indiferente, como Ejército enemigo (la anterior a ésta), sobre el ambiente social en torno al 15M; colaborador de medios de referencia como Qué leer; y antólogo de la nueva generación de narradores de los 80 (Última temporada, Editorial Lengua de Trapo). Trae esta temporada una de esas historias ambientadas en un futuro cercano, con un nosequé apocalíptico del que no se dan muchos detalles, un tiempo en el que se ha extinguido la literatura y su protagonista, que aún quiere escribir, huye a un pueblo habitado por viudas sin conexión a internet. Es una historia de amor que abre con la sentencia "-No estoy enamorado de ti".

MAÑANA TODAVÍA, varios autores (Fantascy)
Doce distopías para el siglo XXI. Porque el Apocalipsis no tiene por qué ocurrir siempre en Estados Unidos. Puede estar protagonizado -y escrito- por españoles. Aunque suene raro. Si eres un enamorado/a de la ciencia ficción -como la que escribe- y del género distópico en particular, las doce historias que junta el escritor y periodista Ricard Ruiz Garzón te harán el verano muy entretenido. Aunque también harán que mires suspicaz todo a tu alrededor, buscando la semilla del futuro nefasto, sobre todo en las pantallas. Algunas narraciones resultan demasiado juveniles -ya que pertenecen a este género sus autores-, pero otras, como las de Bueso, Negrete o Elia Barceló, son un auténtico gusto.