Páginas

miércoles, 10 de agosto de 2016

Exposiciones para el verano en Madrid

Pasar el mes de agosto sin vacaciones, encerrado en una gran ciudad -sobre todo si es una inmensa ciudad tórrida como lo es la capital- puede convertirse en una pesadilla. Lo sé. Pero también tiene sus ventajas. La más importante, sin duda alguna, es que hay más hueco para aparcar el coche. Y la segunda es que los grandes museos y fundaciones  tienen salas enormes, bien climatizadas, apenas salpicadas por algunos turistas en las que disfrutar de interesantes exposiciones que, a veces, pasan inadvertidas en el largo periodo estival.

Para haceros más llevadero el mes de la canícula a los que os hayáis quedado en Madrid -pero también para el loco o loca que haya decidido venir a visitar la ciudad en agosto-, os recomiendo un par de exposiciones que he visto recientemente y que os deberíais visitar. 

Imprenta Municipal de Madrid (28 abril-30 octubre 2016)

Aunque tengamos la sensación de que todas las películas españolas que se estrenan en salas van sobre la guerra civil, y aunque tengamos la sensación de que todas las novelas de los escritores españoles contemporáneos van sobre el franquismo, no, no hemos tratado este periodo de nuestra Historia lo suficiente, al menos no desde la cultura. Queda mucho que repensar y en torno a lo que crear. Muchos jóvenes artistas contemporáneos siguen interesados en este conflicto bélico y nos hacen llegar su interesante mirada como pude comprobar en la pasada edición de Intransit. Pero también se debe continuar organizando exposiciones desde el enfoque histórico-documental, desempolvar los archivos, articular los objetos pasados en el contexto presente. La mejor exposición que había visto al respecto en mucho tiempo fue el pasado verano, en la Sala de Arte en la Universidad Complutense de Madrid, junto al Museo del Traje: Paisajes de una guerra. Esta muestra analizaba la importancia de la Ciudad Universitaria durante el periodo de la guerra y la dictadura. Magnífica. La exposición que actualmente acoge la Imprenta Municipal-Artes del Libro de Madrid (un rincón precioso pero poco conocido de la ciudad) continúa esta línea documental. En esta ocasión, recoge más de un centenar de documentos entre folletines, libros, pasquines, fanzines, periódicos, cuadernos, cartas, etc. que se escribieron y circularon en la clandestinidad durante los años de la dictadura. Un inofensivo Moby Dick de bolsillo que esconde la revolución entre sus pastas. Enormes máquinas de hierro y sutiles aparatejos de madera. Una industria sobre la palabra prohibida, la palabra peligrosa, la palabra insubordinada. Como siempre lo ha sido. El arma más poderosa. 



Espacio Fundación Telefónica (16 junio-16 octubre 2016)

El pasado 16 de junio se cumplieron 200 años de la noche de los monstruos: aquellos días que pasaron en la Villa Diodati, junto al lago Lemán de Ginebra, los jóvenes Lord Byron, John Polidori, Percey y Mary Shelley y la hermanastra de ésta, Claire Clairmont. Como la erupción de un volcán indonesio había sumido al mundo en un largo invierno, a falta de sol con el que nadar y pasear, decidieron jugar a ver quién inventaba el monstruo más terrorífico de todos los tiempos. Polidori y Mary Shelley se batieron en duelo: él ideó al no muerto, la criatura terrible y seductora que se alimenta de la sangre de los demás; y ella ideó al científico que, por querer superar a la naturaleza y a Dios, da la vida a una criatura incontrolable. A raíz de esta segunda historia, la de el doctor Frankenstein y su criatura -por favor, no la den nombre, pues entonces habremos de aceptar su existencia-Mary Shelley inauguró el mito literario del científico loco. La muestra del Espacio Fundación Telefónica recorre este mito a lo largo de la cultura popular. Como ya hiciera con Jules Verne, la Fundación Telefónica ha demostrado ser la única capaz de montar ambiciosas, estéticas y entretenidísimas exposiciones en las que se dan la mano cultura y ciencia. Carteles de cine, libros, fragmentos de películas, figuras de acción... Una muestra comisariada por Miguel A. Delgado -culpable de la maravillosa muestra de Verne- y María Santoyo que hará las delicias del visitante más freak de los monstruos de la cultura popular, el pulp y el underground. Como una servidora. Al doctor Frankenstein le acompañan el Hombre Invisible de Wells, el doctor Moureau y su isla de engendros, el Mr Hyde que atormenta al doctor Jekyll, la Eva Futura de Edison y la autómata Olimpia de Hoffman. Todos ellos representan la voluntad del hombre de llegar más alto que su propia creador, de retar a las leyes naturales, de enmendar el orden establecido... Y cuando los sueños se cumplen aparecen los monstruos. Pero, ¿qué es un monstruo si no lo extraño y diferente? Nadie dijo que tuviera que ser terrorífico...



jueves, 28 de julio de 2016

200 años de la noche de los monstruos

En el año 2010, el astrónomo Donald Olson viajó a Ginebra, a orillas del lago Lemán, donde se erige la majestuosa Villa Diodati. Olson acudió al lugar exacto de la leyenda romántica, la de la creación de los monstruos del hombre moderno, para que las estrellas le desvelasen algunos de sus misterios. Comparó el cielo con los datos que Mary Shelley había anotado sobre el tamaño, color y posición de la Luna y las estrellas durante aquel fin de semana de verano. Y Olson concluyó que la pesadilla tuvo lugar en torno a las tres de la madrugada del día 16 de junio de 1816.

Aquel año, el verano nunca llegó. Una primavera inusualmente fría fue a morir en el próximo invierno. Las cosechas se echaron a perder en todo el norte de Europa. El  ganado enfermó. Por un momento, una breve edad de hielo le enseñó a la humanidad las garras de la muerte. Aunque casi ningún habitante de la Europa del recién estrenado siglo XIX lo sabía, todo aquello se debía a la erupción de un volcán. En 1815, el monte Tambora, en la actual Indonesia, había despertado. Registró la mayor explosión volcánica que se había producido en la Tierra desde hacía casi 1300 años y envolvió el planeta en una densa y eléctrica nube de ceniza que mantuvo las temperaturas inusualmente frías durante casi dos años.


Un grupo de jóvenes se había reunido en Ginebra para pasar juntos unos agradables días de verano. Los hilos que los habían juntado formaban una maraña. Por un lado estaba Lord Byron, el poeta más escandaloso de Europa, adorado y odiado a partes iguales. Había alquilado la Villa Diodati para pasar el verano y huir de una Inglaterra que quería colgarlo por haber pretendido acostarse con su propia hermana. Lo acompañaba su médico personal, el joven John Polidori, un muchacho apocado de buena familia a las órdenes de un poeta déspota con el que también -o al menos eso se rumoreaba- tenía relaciones sexuales. Por otro lado estaba el poeta Percy Shelley, el de rostro angelical, al que la crítica ya señalaba como uno de los poetas vivos más brillantes del momento. Había dejado atrás una esposa a la que ya no quería y se había llevado a Ginebra a una muchacha de apenas dieciocho años, Mary Wollstonecraft.

Mary Shelley, retrato de Rothwell
¿Quién tiro de los hilos para juntar estas dos madejas? Su nombre apenas es recordado. De hecho, ni siquiera aparece en muchos de los múltiples textos que se han escrito sobre aquellos días de junio en Villa Diodati. Su nombre es Claire Clairmont. Ella era la hermanastra de Mary, hijas del mismo padre, el teórico anarquista inglés William Godwin. Mary era hija de su primera mujer, la afamada feminista Mary Wollstonecraft, autora de Vindicación de los derechos de la mujer (1792). Wollstonecraft murió de fiebres puerperales al dar a luz a una niña que también llamó Mary. Poco después, Godwin se casó con su vecina, una modesta traductora, y tuvieron a Claire.

Mary estaba lejos de Londres, estudiando, cuando un jovencísimo poeta, Percy Shelley, acudió a Londres a conocer a Godwin, uno de sus ídolos. Inmediatamente, la joven Claire quedó prendada de aquel rostro tan hermoso, de aquellas palabras privilegiadas. Pero el encantamiento se desvaneció cuando Mary volvió a casa y Percy desvió hacia ella toda su atención. Atrás dejó a Claire y a una esposa con hijos. Entonces, la hija de la segunda mujer del anarquista decidió cartearse con otro poeta, aún más conocido que Shelley, aún más escandaloso que él. Y Lord Byron le contestó.

Historias de terror
Así se juntaron en Suiza en junio de 1816 estas cinco almas. Seis, en realidad, pues Claire estaba embarazada de una niña de Byron, Allegra, aunque todavía nadie, ni siquiera su hermanastra, lo sabía. Fueron juntos hasta el paradisíaco lago Lemán donde Byron tenía alquilada una villa. Los jóvenes tenían la esperanza de tomar el sol, nadar y remar en aquel gran lago. Pero el tiempo no acompañaba.

En ese instante nació el mito literario. No se sabe a ciencia cierta cómo se sucedieron los acontecimientos de aquella noche más que por algunas anotaciones de los escritores. Todos los secretos los guardó Claire, que fue la única del grupo en llegar a vieja. La Tierra estaba oscura y el cielo que la envolvía era eléctrico. Como no podían salir a disfrutar del lago, luego de una copiosa y animada cena, junto a una chimenea encendida -o eso dicen las historias-, Lord Byron decidió inventarse un juego: a ver quién creaba el monstruo más terrible de todos.

Y la habitación quedó en silencio. O eso podemos imaginar. Percy sonrió. Polidori se sentía incómodo. Claire callaba y observaba. Y el cerebro de Mary empezó a chisporrotear. Ninguno de los dos grandes poetas escribió una palabra. Claire no quería jugar. Así que sólo quedaron las atormentadas imaginaciones de Mary -Wollstonecraft- Shelley y John Polidori.

Lord Byron
El vampiro
John Polidori era descendiente de una acomodada familia de médicos y poetas italianos. Se graduó con una tesis sobre los efectos en el cuerpo y la mente del sonambulismo y las pesadillas. Cuando apenas llevaba un año ejerciendo, se le presentó la oportunidad de ser el médico personal de Lord Byron, y John, que encerraba en su corazón el deseo de ser escritor, no lo dudó un instante, aunque su padre intentase disuadirle de marcharse con aquel noble satánico. Polidori estaba fascinado por aquel hombre que tan pronto lo seducía como le tachaba de tremendo estúpido.

Aquella noche del verano que nunca llegó, Lord Byron les habló de una fantasía, el aristócrata lord Ruthven, que estaba a la vez vivo y muerto. Polidori la recogió y, mezclándola con viejas leyendas europeas, imaginó una criatura, ni viva ni muerta, que vive en la noche, tan peligrosa como hermosa, y que sobrevive engullendo las vidas de otras personas. Durante un año después de aquel viaje a Ginebra, Polidori continuó escribiendo El vampiro. Su deseo de ser escritor parecía tornarse en real. Cuando le hizo llegar el manuscrito a un editor, éste accedió a publicarlo enseguida. Pero la historia apareció firmada con el nombre de Lord Byron.

El poeta nunca abrió la boca para aclarar el malentendido, y Polidori se desquició viendo cómo lo más importante que había logrado en su vida le era atribuido a otro. A un tirano. Le había clavado sus colmillos y día a día le iba arrebatando la vida. Pocos años después, el joven doctor se bebió un bote de ácido prúsico, y su familia, más indignada que desolada, pasó por la censura del decoro los apuntes de sus memorias.

La criatura
Aquella noche nació otro monstruo. Aún más complejo y fascinante que el bebedor de sangre. Mary se encerró en su habitación, bajo la tormenta, y se puso a recordar. Recordó la conversación que habían tenido durante la cena sobre el científico Luigi Galvani, que defendía la electricidad como el motor de la vida. Recordó aquella historia que le contaba su madrastra, traduciendo al inglés los cuentos de los hermanos Grimm, sobre el lunático doctor Dippel que cosía trozos de cadáveres en la torre del castillo de Frankenstein.

En un siglo de fe ciega en la ciencia, Mary ideó al primer "científico loco". Un ser humano que en su afán por saber se atreve a retar a Dios. Un Fausto moderno que ha cambiado al Diablo por la Ciencia. Coger la manzana del árbol prohibido. Arrebatarle a los dioses su poder absoluto, una vez más, después de la caída de Prometeo.

El doctor Victor Frankenstein juega con fuego, y se quema. Abre los ojos una criatura gigantesca y espantosa, a la que nunca dará nombre, pues no damos nombre a aquello que no existe, y Victor, que huye despavorido, desearía que jamás hubiera existido. La criatura, un recién nacido sin pasado, vaga sólo, perdido y asustado, por tierras desconocidas, y aprende lo que son el amor, el odio y la poesía espiando a los humanos a través de las rendijas. Y entonces se desencadena la muerte.


Frankenstein o el moderno Prometeo es considerada la primera obra de ciencia ficción de la historia de la literatura, al especular Mary sobre las terribles posibilidades futuras del uso de la ciencia. La publicación de la obra de Mary Shelley fue algo azarosa. Percy le hizo todo tipo de correcciones. Se publicó una primera versión anónima en 1818 que pasó sin pena ni gloria. En 1923 volvería a ser publicada con muchas correcciones y la firma de Mary Shelley. La edición definitiva, la de 1931, fue la que se hizo mundialmente conocida y la que todos manejamos habitualmente. Para aquel entonces, John Polidori se había suicidado, Lord Byron había muerto luchando por la independencia griega, Percy Shelley se había ahogado en su barco Don Juan y tres de los cuatro hijos que tuvo con Mary también fallecieron. En 1951, a los 53 años, Mary Shelley murió de un tumor cerebral dejando atrás grandes obras como El último hombre (1826) y Falkner (1837). Sólo quedó Claire, una anciana que atesoraba todos los secretos de aquella mítica noche en que nacieron los monstruos modernos.

miércoles, 18 de mayo de 2016

5º aniversario de MASQUELIBROS

Ha llegado uno de mis momentos -artísticos- preferidos del año, y desde hace tres, al que dedico, con mucho gusto, parte de mis esfuerzos: MASQUELIBROS, la Feria Internacional del Libro de Artista. Puedo decir que es mi feria de arte preferida. Sí, sin dudarlo, sin temor a las otras. Representa en gran medida lo que Lit Ar Co quiere transmitir a aquellos que me leéis: una conjugación de literatura y arte contemporáneo. Mezclar dos disciplinas a priori tan diferentes pero que tanto, históricamente hablando, se deben la una a la otra para dar forma a una disciplina nueva.

Cumplimos cinco años. Cinco ediciones cargadas de libros y de arte rodeados de grandes profesionales y de un público entregado por el que merece la pena tanto esfuerzo y dedicación. Ésta es la segunda edición en que celebramos el encuentro en la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías, la antigua Casa de Fieras del Parque del Retiro en Madrid, los días 20, 21 y 22 de mayo, a una semana de que se abran las casetas y el Parque sea hogar de escritores, editores y libreros, añadimos a las páginas pintura, madera, acero, cristal... Todos los materiales que den una nueva vida al libro objeto y transformen su mensaje inicial en uno totalmente nuevo.


En MASQUELIBROS V participan 77 expositores entre artistas individuales, colectivos de artistas,escuelas de arte, talleres de obra gráfica y editoriales. Podréis ver, entre otros, a Arteria Gráfica, Editorial HilaTina, La Lavandería, Sopa Americana, La Más Bella,la Escuela de BB.AA. de Cuenca, La Dominotería, BlankPaper, Artágora, el IED de Madrid... Puedes consultar aquí el catálogo con el listado completo de todos los expositores. Además, contaremos con un amplio programa de actividades para adultos y niños: conferencias, mesas redondas, comisariados, talleres...

Como cada año, desde el equipo de MASQUELIBROS hemos querido destacar la obra de esos artistas que han dedicado gran parte de su trayectoria a la disciplina de los libros de artista. La artista invitada de esta edición es Elena del Ribero, residente en Nueva York, y cuya obra hemos podido ver en el IVAM y el Museo Reina Sofía entre otros museos. La artista traerá una reinstalación de su propuesta La perfecta casada. El nombre joven que se destaca bajo la categoría de artista emergente le ha sido concedido este año a Ana Vázquez Anamusma. Expondrá una selección de su obra y presentará dos piezas nuevas: Soy texto y Vendo, cambio, busco, una pieza participativa que se irá configurando los días previos a al feria.

 
 
DATOSN ÚTILES
- Viernes 20 de mayo: 13.30 - 21.00h.
- Sábado 21 de mayo: 11.30- 21.00h.
- Domingo 22 de mayo: 11.30 - 19.00h.
 
Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías-Casa de Fieras
Paseo Fernán Núñez, 24 28009
Metro: Ibiza
EMT: 20, 26, 63, 152, c

 

viernes, 29 de abril de 2016

Y esa... ¿quién coño es?

No se violenten por tamaña palabra. Si yo les digo que me encanta la obra de Jenny Holzer, la de Magde Gill, la de Carrie Mae Weems y la de otras tantas, lo más seguro es que me respondan lo mismo: y esa... ¿quién coño es? Son artistas, grandes artistas, invisibilizadas por su condición de mujer. No es tanto que no pudiesen formarse en Bellas Artes ni exponer en galerías por ser mujeres -aunque a muchas de ellas fue lo que les pasó-, si no que los manuales de Historia del Arte y los medios de comunicación hayan decidido olvidarlas. Y después de la pregunta,contestarán: yo es que Frida Kahlo y poco más... 

¿En qué circuito deberíamos movernos para no pasar por encima a estas grandes artistas? Ésta y otras muchas -también "¿quién coño es?"- fueron las preguntas que se hizo María Bastarós cuando era estudiante de Historia del Arte. ¿Por qué apenas había mujeres en su programa académica? ¿Cómo iban a animarse las artistas, pero también las gestoras, críticas, comisarias, etc. a ser grandes profesionales del arte si por lo visto en la Historia prácticamente ninguna mujer lo había sido? Mentiras. De esas que se mantienen durante siglos. No están todas las que fueron. No lo estarán hasta que se revise la historia artística y se rehagan los manuales académicos. 

Por ahora, acciones como la de Bastarós han tomado la delantera. Ella creó QuienCoñoEs, un proyecto enfocado a recuperar a todas esas grandes artistas injustamente olvidadas a través de charlas, pegadas masivas de carteles, elaboraciones de fanzines...  Reescribir la Historia desde la acción presente.

- Cuéntanos, ¿en qué consiste "¿Quién coño es?”?
La verdad es que no tengo muy claro qué es, y estoy muy a gusto con esa indefinición. A grandes rasgos, se trata de una iniciativa que toma como base la crítica feminista y el arte, pero es sumamente fluida, mutante, y no sigue unas líneas formales precisas. Uso QuiénCoñoEs para construir muy diversos tipos de eventos, acciones en el espacio urbano, en el ciberespacio, textos, conferencias… Así, a ese eje vertebral le van surgiendo distintas ramificaciones, crea sinergias y reúne a personas que, desde multitud de frentes, tenemos un objetivo común.

viernes, 22 de abril de 2016

Wish -books- list para el Día del Libro

(Galaxia Gutenberg)
La idea de este libro, tan recomendable como necesario para este fin de semana de celebración del libro y este año de centenarios literarios, nació en el Hay Festival de Segovia. Este festival cultural, cuya décima edición se celebrará entre los días 24 y 27 de septiembre de 2016 en Segovia, llena la ciudad del acueducto de arte y literatura. En las anteriores jornadas, el festival propuso a doce autores de reconocimiento internacional -por ejemplo, Yuri Herrera, Vicente Molina Foix y Debora Levy- escribir unas historias inspiradas en Cervantes y Shakespeare. El objetivo: mostrar cómo el sedimento de estos dos genios de las letras sigue siendo fundamental para los escritores actuales. En palabras de Salman Rushdie, autor de la introducción: el reto que enfrenta hoy el contador de historias es la búsqueda de una voz propia en la que puedan participar las múltiples raíces que lo alimentan.

Mi maravillosa librería,  de Petra Hartlieb
(Editorial Periférica)
Esta novela de la editorial Periférica está de celebración: ya va por su tercera edición, y eso, en los tiempos que corren, es todo un logro. "Hemos comprado una librería. En Viena. Escribimos un email con unas cifras, ofreciendo una cantidad que no teníamos, y al cabo de unas semanas lle­gó la respuesta: acaba usted de comprar una librería… Hemos pujado con un dinero que no tenemos, y por una librería que está en una ciudad donde no vivimos. Y la hemos conseguido. ¿Y ahora qué? Pues ahora tenemos que apechugar con el asunto". Eso hizo Petra Hartlieb: comprar una maravillosa librería. Debe emocionar la narración de tal valentía, atreverse a lo que pocos se atreven: comprar una vieja librería que iba a echar el cierre y convertirla en una de las paradas de referencia en el panorama cultural europeo. Un mundo en miniatura en el que caben todos los mundo posibles. Este fin de semana no es sólo el fin de semana del libro, sino de todas las librerías que los velan.

domingo, 17 de abril de 2016

El libro muta un año más

La Casa Encendida de Madrid acogerá por séptimo año la Feria Editorial Independiente Libros Mutantes los próximos días 22, 23 y 24 de abril . El fin de semana más importante del año para el sector de libro se abre a formatos innovadores y más arriesgados que el del libro tradicional. Libros de artista, autoediciones, fanzines, revistas... y muchas más publicaciones alumbradas en los márgenes del sector editorial tendrán cabida en Libros Mutantes. Más de 80 expositores internacionales se reunirán en el patio y en la segunda planta. Más de 200 candidaturas intentaron formar parte de la edición más grande, innovadora y con un mayor programa de actividades paralelas que se ha realizado hasta la fecha.

La selección de invitados nacionales e internacionales subrayará el diálogo entre la cultura digital y la impresa, con perfiles tan interesantes como los de Roc Herms, Pinar&Viola, Pierre Vanni o la editorial alemana Bom Dia Boa Tarde Boa Noite. Todos ellos se ubican en la vanguardia de la cultura visual de nuestro tiempo, en una posición de enorme experimentalidad, y ofrecerán charlas en el marco del programa Perspectivas Mutantes. Con la inauguración de Basement se abre un espacio destinado a albergar una programación continua de presentaciones, talleres abiertos y música. Además, como cada año, la feria dedica un lugar especial a los más pequeños con Kids Corner. Como novedad, este espacio contará con la inauguración de una exposición de publicaciones concebidas por grandes ilustradores norteamericanos del siglo XX como Saul Bass y Paul Rand.

Lit Ar Co ha hablado con Carlos Primo, uno de los organizadores de Libros Mutantes para saber de primera mano cuáles serán las novedades de esta nueva edición, qué podremos encontrar y cuál es el estado de este sector tan frágil, el de la edición independiente, en nuestro país.

- ¿En qué consiste la "edición independiente"?
En el caso de Libros Mutantes, nos fijamos en aquellos libros que buscan más la realización de un proyecto experimental o artístico que la rentabilidad inmediata asociada a la edición tradicional: libros de artista, fanzines, fotolibros, revistas independientes, publicaciones híbridas… son publicaciones que comparten algunos rasgos, como sus tiradas cortas y su distribución limitada. Es un concepto muy amplio, pero Libros Mutantes se ocupa específicamente de la edición independiente vinculada al arte y el diseño contemporáneo.


domingo, 10 de abril de 2016

SORTEO de un ejemplar de Kew gardens y otros cuentos

Quiero pensar en silencio, con calma, con tiempo, sin interrupciones, sin tener que levantarme del sillón, deslizarme de una cosa a la otra sin hostilidad ni obstáculos.Quiero hundirme cada vez más, alejarme de la superficie y de su dura realidad. Para no perder pie, me agarraré a lo primero que se me ocurra... Shakespeare... Sí, servirá como cualquier otro.

Nos encanta Virginia Woolf. Por eso es un honor que sea la protagonista de este sorteo, el de un ejemplar de Kew gardens y otros cuentos (Nórdica, 2016), para celebrar las 100.000 visitas de Lit Ar Co y los 10 años de la editorial Nórdica.

Si quieres ganar un ejemplar de Kew gardens y otros cuentos cuéntanos vía Twitter qué opinas de los libros ilustrados: ¿te gustan? ¿cuáles has leído? ¿cuál es tu preferido? Y no olvides mencionar a @LitArCo y @Nordica_Libros para que podamos leer tu comentario. De entre todos los comentarios, uno se hará con el codiciado ejemplar.


Han sido 100.000 las lecturas que este blog ha atesorado a lo largo casi cuatro años. Noticias, crónicas, entrevistas, reportajes, reseñas, artículos... Gracias por todas y cada una de las visitas. Cumple años la editorial independiente Nórdica, diez, nada más y nada menos, todo una hazaña en los tiempos que corren. Grandes clásicos y apuestas contemporáneas, en ediciones muy cuidadas y con un catálogo exquisito de libros ilustrados, una de las joyas del actual mercado editorial.

El fragmento antes citado pertenece a La marca en la pared, uno de los tres textos, "momentos de existencia" según Woolf, que componen esta preciosa edición de Nórdica, acompañada de las ilustraciones de Elena Ferrándiz.


Abre el ejemplar de Vieginia Woolf el conocido relato Kew Gardens, ambientado en los jardines del mismo nombre, un día cualquiera visto a través de los ojos de unos padres de familia, de una joven pareja, de un caracol... Lo acompañan Una casa encantada, un curioso relato breve que reinterpreta un tema habitual del gótico inglés como son los fantasmas, pero tan insinuados y a la vez reales que, por un momento, dudamos de si hablan los vivos o los muertos; y, por último, La marca en la pared, un monólogo interior por el que fluyen pensamientos filosóficos, políticos y estéticos que nada tienen que envidiarle al famoso flujo de conciencia de James Joyce que una vez Virginia Woolf rechazó publicar.




jueves, 31 de marzo de 2016

Bourgeois y Warhol, dos titanes en Bilbao

Una silueta repetida más de un centenar de veces en una paleta de colores planos; unas extrañas celdas construidas con barrotes y puertas llenas de polvorientos objetos personales. Sus estilos no podían ser más diferentes. Él tan celebrity, ella tan introspectiva. Pero los dos artistas, Andy Warhol y Louise Bourgeois, recalan a la vez en el Museo Guggenheim de Bilbao, haciendo de ésta una de sus mejores temporadas de primavera-verano -expositivamente hablando. La muestra Andy Warhol. Sombras podrá verse hasta el próximo 2 de octubre, y Louise Bourgeois. Estructuras de la existencia: las celdas hasta el 4 de septiembre. 

En la primera planta, las 102 serigrafías del más icónico artista pop abarrotan una inmensa sala. El espectador, sin embargo, no sé siente confuso ni desbordado, tan sólo algo alucinado y pequeño paseando en el hueco vacío que deja una obra tan monumental. Una misma sombra repetida un centenar de veces. Una burla a la reproductivilidad de un arte como el de Warhol, puesto que, aunque puedan parecerlo, estas sombras coloreadas son irreproductibles. Se embarcó en el proyecto Shadows con cincuenta años y con ayuda del entorno de la Factory. Un estudio en torno a esas "cosas aburridas" que tanto le apasionaban. Las sombras, colocadas en perfecto orden si ningún espacio vacío entre ellas, dan sensación de continuidad, como si fuesen una sola, en esos colores brillantes y en su mayoría alegres característicos del artista estadounidense. 

El fondo de cada lienzo está pintado con una mopa de esponja, cuyos rastros y manchas aportan “gestualidad” al plano pictórico. Las Sombras fueron creadas utilizando siete u ocho pantallas, como evidencian las leves diferencias de escala de las zonas oscuras y la presencia de puntos de luz aleatorios. A lo largo de las paredes de la sala se alternan el positivo y el negativo de las “sombras”. Esta práctica aparentemente mecánica es en realidad manual, y cada lienzo fue creado de manera individual.