Entradas

"Mientras exista belleza, existen posibilidades para el libro impreso". Entrevista a Alejandra Acosta, ilustradora.

Imagen
Desde hace un par de años, soy una apasionada coleccionista de libros ilustrados. Este "género" no es una invención nueva, ni mucho menos; lleva décadas siendo el rey de la literatura infantil. Pero desde hará no más de cinco años, el libro ilustrado goza de una excelente acogida entre el público adulto. Tanto es así que, además de algunas editoriales nacidas como sello de ilustrados -por ejemplo, Libros del Zorro Rojo o el Reino de Cordelia-, muchas otras han sumado colecciones a su catálogo: Nórdica, Impedimenta, Sexto Piso, Páginas de Espuma... 


A veces con títulos nuevos, y en la gran mayoría de casos, para otorgarle nueva vida a los clásicos de la literatura universal. Las ilustraciones, aún más cuando los contornos y colores, de un sólo vistazo, son reconocibles bajo el nombre de un artista admirado, acompañan al texto, le dan una nueva vida y expanden sus límites. Además, estos títulos son editados son sumo cuidado, mucho gusto y materiales de la mejor calidad. Este su…

Acompáñame en mi ruta por el Día de las Librerías

Imagen
El 10 de noviembre celebramos el Día de las Librerías. Y lo celebramos con mucho amor y mucha ilusión. 
Aunque en los últimos años algunas librerías -más míticas unas, más discretas otras- hayan echado el cierre, también se han abierto nuevos espacios que no hacen sino mostrar la buena salud del sector del libro, que es capaz de, manteniendo su historia, renovarse. 
Y se demuestra también que, aunque las estadísticas no sean muy alentadoras, los españoles compramos libros, y donde más lo hacemos es en las librerías. 
Para celebrar el Día de las Librerías, os he preparado un mapa en el que recojo algunas de mis preferidas en dos grandes ciudades -Madrid y Barcelona-, acompañadas de un libro recomendado.
¡Disfrutad de la ruta!



Mi lista para los amantes del horror

Imagen
El horror es una emoción maravillosa. Se trata de una mezcla entre miedo y fascinación hacia algo que rompe los límites de la realidad, de la posibilidad, de nuestro mundo, y por ello, a su vez, nos asusta y nos asombra. ¿Por qué disfrutamos leyendo y siendo espectadores de historias terroríficas? ¿Por qué nos encanta sentir un reguero de hormigas erizando hasta el último bello de nuestro cuerpo? 
Me gusta el horror; el buen horror. Diferenciémoslo del terror: éste es un miedo muy intenso sentido en un momento determinado. Como género literario, es el término comúnmente usado, y engloba a obras de lo más dispares que, siendo estrictos, que escapan de las temáticas habituales (monstruos, sangre, muerte...) de este categoría. El horror se acerca más a lo fantástico: una sensación prolongada de inquietud hacia lo desconocido.
Sin hacernos más líos etimológicos, para celebrar la víspera de Halloween y el Día de Todos los Santos, os traigo una lista de lecturas que, para mí, recoge algunos d…

'Fuera del mapa', un viaje soñado a lugares imposibles

Imagen
"No figura en ningún mapa; es lo que siempre pasa con los lugares de verdad" Queeqeg, Moby Dick
Ya no quedan rincones por descubrir. El planeta es un cruce de rayas perfectamente detalladas en los mapas. El papel resulta incluso demasiado romántico. No queda rincón del mundo que un satélite no haya sobrevolado y fotografiado, acumulándolo al puzzle que delimita nuestra existencia. Hubo un tiempo que la humanidad soñaba con tierras inexploradas, y en el mundo quedaban confines de cuyas características nadie sabía nada. Podíamos especular con tesoros, pueblos de extrañas culturas, animales legendarios... El hombre occidental romántico sentía que el mundo aún le era suficiente, con muchos espacios oscuros sobre los que arrojar luz. Hoy en día, tan sólo nos quedan los abismos de los océanos y, ya afuera, el infinito oscuro que flota entre las estrellas.

En un presente en el que todo está tan globalizado, conectado, detallado y descubierto, un libro como Fuera del mapa, de Alistar B…

Mi lista para celebrar el Día de las Escritoras

Imagen
Por segundo año consecutivo, el primer lunes de octubre después de la festividad del Pilar celebramos el Día de las Escritoras. Esta vez ha recaído en el #16O, bajo el lema Mujeres, saber y poder. Y vuelvo a preguntarme lo que me preguntaba hace un año en otro post: ¿hace falta dedicarle un día a las mujeres que escriben? Y mi respuesta vuelve a ser afirmativa, en tanto que estos días conmemorativos tratan de resarcir -aunque resultan insuficientes- injusticias históricas cometidas contra un colectivo. Considerar a más dela mitad de la humanidad un colectivo sería más que incorrecto. Pero centrándonos en las mujeres creadoras, en concreto las literatas, está claro que aún queda mucho por resarcir. 


No es cierto que las mujeres no hayan escrito: las que lo hacían eran muchas menos porque apenas ninguna mujer recibía una educación que le permitiese un posterior desarrollo creativo e intelectual.
No es cierto que no haya nombres destacables en la Historia: cada día rastreamos en la histori…