Lectura: LA MUERTE DEL AUTOR (R. Barthes)

Título: La muerte del autor
Autor: Roland Barthes
Tipo de escrito: Ensayo. Teoría literaria.
Sinopsis: Barthes analiza el papel del autor como sujeto de creación literaria y artística en la era moderna, caracterizada precisamente por un imperio de la "firma". A través de distintos ejemplos literarios, analiza como la escritura es, a la vez, la aniquilación de la voz del autor como sujeto.


Este es el primer ensayo que me atrevo a colgar. Se trata de un texto breve de menos de cinco páginas en las que el genial autor francés, pieza clave en la crítica filosófica del arte del siglo XX, reflexiona sobre el papel del autor como sujeto diferenciado y único dentro de la creación artística. Los ejemplos que cita, universalmente conocidos, como Balzac, Baudelaire o Proust, sirven para evidenciar un cambio en el papel del creador con el paso del tiempo. En los albores de la era moderna la crítica oficial abogaba por un autor estrella, personaje público, gurú de pensamiento y dictamen del gusto del público. Sin embargo, a partir de los 60, época en la que se enmarca este autor, numerosos movimientos artísticos, impulsados por cambios en el pensamiento cultural propiciados, entre otros, por el Mayo francés del 68, propugnaron por una desaparición de la figura del autor en pos de una mayor visibilidad de la obra per se. En arte, el minimalismo hizo desaparecer las firmas, destacando únicamente la pureza y la forma. Para Barthes, la desaparición del autorcomo sujeto de creación otorga a la obra una dimensión de igual importancia: "Cuando se cree en el Autor, éste se concibe siempre como el pasado de su propio libro: el libro y el autor se sitúan por sí solos en una misma línea, distribuida en un antes y un después: se supone que el Autor es el que nutre al libro, o sea, que existe antes que él, que piensa, sufre y vive para él; mantiene con su obra la misma relación de  antecedente que un padre respecto a su hijo. Por el contrario, el escritor moderno nace a la vez que su texto; no está provisto en absoluto de un ser que preceda o exceda su escritura,  no es en absoluto el sujeto cuyo predicado sería el libro; no existe otro tiempo que el de la enunciación, y todo texto está escrito eternamente aquí y ahora" Un texto sencillo a pesar de lo filosófico, idóneo para todos aquellos que quieran reflexionar, con gusto y sin prisa, acerca de la figura del autor creador, siempre en el punto de mira. A partir de él, elaboren sus conclusiones: ¿el artista como genio sublime o la creación como única importancia?


Podéis leer la obra aquí.


Comentarios

Lo más leído en Litarco

El caso de la librería más bonita del mundo

"Mientras exista belleza, existen posibilidades para el libro impreso". Entrevista a Alejandra Acosta, ilustradora.

9915 Asociación de Coleccionistas Privados de Arte Contemporáneo