Llevar arte a donde quizás no llegue

Colorido homenaje a Kahlo de la artista emergente Leticia Vázquez para ArtJaén2013.

Una investigación sobre el concepto de la bidimensionalidad en la pintura y cómo la ruptura de dicha bidimensionalidad está llevando a la pintura a un espacio expandido; una pintura, así, viva y que forma parte de las gentes y de su ciudad, un lugar como puede ser la andaluza tierra de Jaén, en la que nadie habla demasiado sobre Arte. Estas dos ideas fueron el punto de arranque para que la artista emergente y doctorando en BBAA Leticia Vazquez se decidiese a forrar el Monumento de las Batallas de estridentes colores.

La joven artista aprovechó una de las pocas oportunidades artísticas que se presentan en su ciudad, y que poco a poco está abriendo los horizontes de sus conciudadanos: la feria de arte contemporáneo ArtJaén 2013. El director de la feria, David Martínez Ruiz, estaba recibiendo trabajos, así que Leticia le envió la propuesta de esta arriesgada obra y tanto él como comité accedieron.

El Monumento de las Batallas, además de un homenaje a Tolosa y Bailén, es un lugar conocido por todos los jienenses y punto de encuentro y cruce articulador de toda la ciudad. Su visibilidad era máxima. Kahlo -un claro homenaje a una de las artistas que Leticia más admira, Frida Kahlo- tuvo que apsar una serie de trámites con el Ayuntamiento, indispensables para un monumento de más de 100 años. Con un presupuesto ajustado, la artista ha segmentado la imponente columna en fragmentos divididos por vinilo de colores. Este proyecto, en sus palabras, "reivindica lo gestual y la sorpresa al encontrar imágenes donde habitualmente no las hay. La obra se presenta como un regalo ante un público poco habituado a este tipo de intervenciones. El objetivo principal es llevar arte a donde quizás no llegue".

Durante todo un fin de semana la gente se preguntaba qué estaba pasando en Jaén. Bajo una lluvia que despertaba la porosidad de la piedra y ponía en riesgo el proyecto, una grúa levantaba colores y la gente se paraba a mirar. La mañana del montaje viento y lluvia impidieron trabajar a los operarios, que volvieron a  primera hora de la tarde en una tregua que el invierno le dio a la feria. Además de Kahlo tuvieron lugar más instalaciones y performances con motivo de la feria en un lugar poco acostumbrado al arte, si es que algún sitio lo está.



Si quieres conocer más a fondo al obra colorista de Leticia Vázquez y sus investigaciones sobre los lenguajes de la pintura y sus límites visita 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée