JUSTMAD MIA, feria de arte español pionera en Miami

JUSTMAD MIA será la primera feria de arte contemporáneo española que cruza el océano para instalarse en una de las capitales mundiales del arte más vivas del momento: Miami. Charlamos con Javier Duero, su director creativo.



Un total de 35 galerías de toda España se han mudado del 6 al 9 de diciembre a Miami para compartir con la gigantesca Art Basel Miami Beach los días más artísticos de la ciudad, uno de los lugares donde más influencias artísticas se mueven a nivel mundial. Durante las mismas fechas estarán presentes también 9 galerías españolas en Art Basel, 4 en Pulse, 3 en Contexart, 2 en Art Miami y una en Miami River.

JUSTMAD MIA es una iniciativa de la ya conocida joven feria JUSTMAD (iniciativa de la empresa española Artfairs) que se celebra en la capital madrileña en su propio mes del arte: febrero. En la feria emergente de Miami se presentará una sección para artistas jóvenes llamada Naked y otra dedicada al arte producido en residencia artística, Just Produced, en colaboración con el ArtCenter/South Florida, así como una serie de eventos sobre arquitectura, diseño y gastronomía.

Lit Ar Co ha charlado con Javier Duero, director creativo de JUSTMAD MIA y también de JUSTMAD, que nos ha dado todas las claves de esta arriesgada -y fuerte- apuesta por el arte contemporáneo español.


- ¿Cómo surgió la idea de llevar una feria de arte contemporáneo española a Estados Unidos? 
JUSTMAD MIA está concebida como una feria internacional de arte emergente contemporáneo, con la particularidad de estar organizada por una empresa de capital 100 % español, en un sector dominado por empresas anglo-americanas.
JUSTMAD MIA es un proyecto que se presenta por primera vez con el objetivo de situarse entre las ferias satélite de referencia en Miami. En este sentido presentamos una selección de galerías de España, Europa y Latinoamérica con dos perfiles fundamentalmente. Por un lado galerías jóvenes que van por primera vez a Miami con la idea de generar visibilidad y ventas de artistas, en algunos casos muy jóvenes. Y por otro, galerías veteranas que entienden JUSTMAD MIA como una oportunidad, una plataforma desde la que presentar en MIAMI y desde otra posición a artistas emergentes y de medio recorrido. Estas últimas constituyen para nosotros un apoyo esencial, en términos de estrategia y legitimidad.

- ¿Por qué Miami y no Londres o Berlín?

Presentar una nueva feria en una plaza tan competitiva como Miami es un desafío enorme. La plaza está al límite de la saturación, y en la misma se repiten modelos de feria que parecen réplicas unas de otras. Desde JUSTMAD nos hemos centrado en desarrollar una feria con personalidad, de mediano formato, con una estructura conceptual muy definida y una selección de galerías lo más rigurosa y coherente posible, intentando conciliar los resultados financieros con la excelencia artística.

La ciudad de Miami durante la celebración es uno de los mejores entornos donde artistas, emprendedores culturales, comisarios independientes y productores españoles pueden relacionarse para expandir su conocimiento, dar visibilidad a sus proyectos, generar liderazgo internacional y, en definitiva, aportar potencialidad a las iniciativas generadas en España.
Aunque en cifras absolutas es el mercado asiático quien ostenta la primera línea, el mercado americano es todavía el más dinámico del mundo por que incide de manera determinante tanto en el mercado europeo como en el latinoamericano, generando importantes ventas directas e inducidas. En Miami se dan cita los grandes coleccionistas internacionales, los asesores y curadores de las principales colecciones públicas y privadas, importantes compradores de arte contemporáneo, pequeños coleccionistas y aficionados. Miami es el  termómetro de cómo se va a desarrollar la temporada 2013 en un momento de incertidumbre económica

- ¿Tendrá una línea parecida a JUSTMAD?

Físicamente la feria se emplaza en un espacio singular, unos estudios de cine del distrito de Winwood. El diseño arquitectónico lo ha realizado el estudio Andrés Jaque y Asociados, que teniendo en cuenta esta localización ha aportando innovadores elementos de confort y cuidado estético. Nos interesa poner énfasis en los aspectos esenciales que caracterizan al mercado del arte actual, como son la internacionalización, la creación de redes, la difusión de proyectos, nuevos modelos de galería y circuitos transversales de producción.

En el programa Naked presentamos proyectos al desnudo, en una posición vulnerable. Son trabajos exentos, inmateriales, que se centran en la generación de ideas y procesos con formalizaciones a veces inacabadas o de carácter experimental. Es un planteamiento arriesgado para una feria comercial, pero nos estimula pensar que las ideas y los procesos están al mismo nivel que el objeto final producido. Y en este sentido ya hemos recibido feedback de profesionales y coleccionistas mostrando interés por este planteamiento por que, no lo olvidemos, el coleccionista está dejando de ser el eslabón final en la cadena de valor para pasar a convertirse en un emprendedor de proyectos con carácter de productor.
Networking es un espacio de encuentro para profesionales de tres sectores: la producción artística, la arquitectura social y la gastronomía creativa. Es la parte de la feria dedicada a la orientación profesional, el intercambio de información y la generación de contactos y oportunidades. Mediante este tipo de encuentros se consigue una amplia e inmediata difusión de los proyectos e iniciativas que se quieren presentar, a través de los profesionales del arte del circuito internacional participantes que aportan sus propias redes de contactos y generan nuevas oportunidades. Lo hemos hecho en colaboración con CIFO, COAM y participan profesionales como Carlos Garaicoa, Tatiana Blass, Felipe Dulzaides, Susan Caraballo, Kathy Kassik, Regina Jestrow, Eugenio Merino, Andrés Jaque, etc.

Just produced trata varias cuestiones relacionadas con el sistema de producción en residencias artísticas; cómo podemos relacionar producción artística emergente y mercado;   qué significa producir obra artística en un periodo temporal de residencia artística; qué sistema de inscripción se puede generar para facilitar la transición de un espacio de investigación a uno de exhibición, etc. Éste programa lo estamos realizando con el ArtCenter/South Florida mediante un acuerdo de colaboración.

Los premios de arquitectura sostenible Konecta aportan valor social a la propuesta de feria. El concurso se convocó con el propósito de desarrollar proyectos de arquitectura en el ámbito social, sostenible y accesible, orientado a promover el debate y la investigación, generando ideas y visiones para el siglo XXI, así como contribuir al progreso de hacer un mundo más habitable. Se presentaron un total de 50 propuestas, cuyo objetivo era proyectar un contenedor susceptible de ser construido con materiales y tecnologías económica y medioambientalmente responsable y de uso flexible y adaptable con el menor coste (no superior a 6.000 euros) y complejidad en cualquier destino, para atender demandas relacionadas con emergencias, ayuda humanitaria o cooperación para el desarrollo.
Fallado en este año 2012 y dotado con único premio 10.000 €, Zootropo, de Jiménez Corral ha sido el arquitecto premiado. Además del premio, también se han otorgado 10 menciones. El proyecto ganador y las diez menciones se exhibirán dentro de la feria. El jurado del concurso estuvo formado por arquitectos y profesionales de primer orden, de diferentes áreas e integrado por: Mariano Aísa, vicepresidente de la Fundación Konecta; Enrique Polanco, presidente Art Fairs S.L.; los arquitectos Fuensanta Nieto, ConchaDomínguez de Posada, Juan Navarro Baldeweg, Pedro Feduchi, el periodista Anatxu Zabalbeascoa, la arquitecta Ariadna Cantis, y la comisaria Rocío Bardín. Y tendremos la presencia del Mercado de San Miguel presentando lo mejor de la gastronomía Española. Todo ello pretende garantizar una experiencia bien estimulante al visitante a la feria.

- Se trata de una gran semana para el arte en Miami, ¿qué esperáis conseguir con esta primera edición?

La feria es un elemento esencial a la hora de presentar las propuestas artísticas en un contexto comercial. Para las galerías es el lugar donde vender y relacionarse con otros profesionales. Muchas ya venden la mayor parte de la producción de los artistas en las ferias internacionales en detrimento de la venta en su sede.

Dicho esto, las ferias necesitan adaptarse a una realidad que cambia muy rápido e incorporar no solo otros nichos de mercado, también nuevos modelos de galería, formas nuevas de venta y distribución, estrategias más dinámicas para el intercambio de información y experiencia entre profesionales, etc.

El sector ferial es muy competititvo y he de decir que está saturado en algunas plazas. Cuando en 2008, la crisis era más que evidente, muchos pensamos en que el movimiento lógico hubiera sido la concentración de ferias mediante alianzas tipo joint venture y la desaparición de los proyectos con menos recorrido o menor incidencia en el mercado. Lejos de esto, se ha producido un crecimiento importante en el número de ferias, tanto principales, como satélite y franquiciadas.

Las galerías jóvenes realizan de media de dos a cuatro ferias al año, de cuyos resultados económicos depende su existencia. La presión sobre ellas es enorme, por que deben acertar no solo en la elección de la plaza sino también de la feria.

Estamos en una fase de transición que dará paso a otra más dimensionada. Algunas ferias desaparecerán y las que logren mantenerse, lo harán a base de ser creativas en la presentación de nuevos programas, ser respetuosas con su identidad, y ser innovadoras en la aportación de valor. Tal vez entremos en un periodo de ferias a la carta, muy especializadas y dirigidas a usuarios interesados en segmentos del mercado muy concretos.
Lo que está claro es que la feria tipo zoco que maneja grandes números de visitantes con bajo índice de ventas, pero fuerte impacto social, pertenece al pasado.

- ¿Cuáles son las diferencias fundamentales de su mercado del arte con respecto al español? ¿Qué nos queda por aprender aquí?

La situación del mercado español es coyuntural. El mercado actual está débil, pero lo sembrado en los últimos 20 años no caerá en saco roto. Se ha producido un crecimiento exponencial en el coleccionismo y la apreciación del arte contemporáneo. A poco que repunte la situación económica, la situación se animará y se entrará de nuevo en una dinámica expansiva. Hay curiosidad por la creación emergente y ya existe una generación de jóvenes coleccionistas que lo aprecian. La situación todavía dista de ser ideal para un país que mueve las cifras de renta que tiene España, porque en números absolutos, los coleccionistas son pocos todavía.

Una galería que abra su puertas en España en 2013, debe hacerlo con una vocación al menos continental o no será un proyecto viable. Las galerías jóvenes y las que llevan ya cierta trayectoria están rediseñando sus estrategias comerciales y han aumentado su presencia en ferias europeas y de otros continentes. Las galerías centradas en el mercado español y que hayan descuidado su internacionalización lo tendrán difícil en 2013. Por un lado, apenas reciben incentivos fiscales o acceden a fondos de inversión pública. Por otro lado, la subida del IVA es un mazazo a su competitividad cuando además el gobierno retrasa de manera deliberada la promulgación de la nueva ley de mecenazgo, herramienta indispensable para inyectar capital privado en el sector del arte. En este sentido debo decir que la política del actual gobierno hacia el sector del arte contemporáneo es totalmente irresponsable y un caso evidente de enajenación por parte de la Secretaría de Estado de Cultura ante las obsesiones de trazo grueso y el "cortoplacismo" del Ministerio de Hacienda.

Paradójicamente, el arte emergente español está en su mejor momento en cuanto a talento, innovación, creación y nivel de excelencia. Los artistas están muy bien formados, tienen una actitud activa y colaborativa. Además conocen bien su sector y los diferentes circuitos que funcionan en torno al mismo. Todo ello está marcado a fuego por un contexto muy débil en cuanto a producción e inversión en programas, eventos e infraestructuras, lo que dificulta su visibilidad en el exterior y su propia supervivencia como sector en nuestro país.

Los artistas jóvenes trabajan en código global y están imbuidos de culturas e imaginarios muy transversales. Si algo caracteriza a los artistas jóvenes españoles es el compromiso con su tiempo, su cordura y su honestidad. Trabajan en procesos complejos de investigación, quieren realizar devolución simbólica a la sociedad, están interesados en cambiar las cosas y aportar reflexión en un momento complejo y difícil. No están obsesionados con el objeto y con determinados presupuestos estéticos de belleza. La forma importa, pero lo que se trabaja es el fondo; las ideas y el discurso.  Esta visión global se manifiesta en un cada vez mayor intercambio de información con colaboradores extranjeros y una creciente movilidad internacional. No olvidemos que creadores como Miralda, Muntadas o Francesc Torres en los años 70 y Rafalel Lozano Hemmer, Daniel Canogar, Iñigo Manglano-Ovalle o Francisco López en los años 80 comenzaron sus carreras viajando o residiendo en otros países. Los artistas saldrán adelante, como siempre lo han hecho.

Tengo mis dudas en cuanto a los comisarios y productores independientes,  especialmente los jóvenes, cuyas carreras han sido truncadas no solo por la crisis, sino por la ignorancia generalizada de las instituciones y administraciones públicas hacia ellos. Teniendo en cuenta el importante papel que pueden desarrollar en la activación de tejido cultural en las ciudades de pequeño y mediano tamaño, es una pérdida de talento enorme que territorios como Castilla y León, Galicia, Andalucía o Castilla La Mancha van a pagar muy caro. Sobre todo ello, desde la plataforma ‘Horizontes del arte en España, un grupo de profesionales reflexionamos sobre que podemos hacer en un plazo corto-medio de tiempo para superar la actual crisis económica, no perder lo logrado hasta ahora y poner en valor la importancia económica, patrimonial y simbólica del arte contemporáneo. Fortalecer las asociaciones profesionales y dotarlas de mayor cohesión territorial y sectorial es esencial. Una buena ley del mecenazgo incentivaría las inversiones, una mayor sensibilidad de la ciudadanía hacia el mecenas y los emprendedores culturales favorecería su reconocimiento social y una labor de sensibilización desde las escuelas hacia el hecho artístico permitiría revertir en unos años esa carencia que tiene España en comparación con otros países. En cuanto al mercado, elementos como las exenciones fiscales, el reconocimiento social y la educación artística, son esenciales para poder generar en el futuro una masa crítica de coleccionistas-productores.

Si quieres un adelanto de algunas de las obras que se mostrarán en la feria visita su página de Facebook.

Comentarios

Lo más leído en Litarco

Mi lista para celebrar el Día de las Escritoras

La cura de las escritoras locas

'Apegos feroces', de Vivian Gornick