2nd - 50 contemporary artists: DOUG AITKEN

«Cada trabajo que realizo es un experimento. No me interesa crear proyectos que ilustreny definan.; prefiero realizar puntos de partida, preguntas que estimulen, que provoquen.»


Doug Aitken, en una imágen de archivo.




California, USA (1968)
El artista multimedia nació en Redondo Beach, California, donde inicialmente estudió Ilustración para prensa escrita en el Art Center College of Design. Se graduó en Bellas Artes en 1991 y tres años más tarde se mudó a Nueva York, donde realizó su primera exposición individual en la galería 303. En el año 1999 obtuvo el León de Oro en la Bienal de Venecia.






Este artista multidisciplinar es sobre todo conocido por sus videoinstalaciones y sus fotografías. Las primeras invitan al espectador a pasearse entre y alrededor de las gigantescas pantallas, contemplándolas desde muy distintos ángulos, dejándose envolver por la imágen omnipresente que brilla en la oscuridad. Los fotogramas en movimiento aunan narración, arquitectura y sonido envolvente. Con su cámara, Aitken recoge momentos de vidas cotidianas o del devenir de la naturaleza y los superpone en un hilo de imágenes que anda tiene de lineal, y que obligan al espectador a estar atento a los saltos y al significado que ocultan. A través de estas roturas temporales, Aitken quiere mandar un mensaje contundente y directo, con videos de nunca más de diez minutos, en torno a la fugacidad y la complejidad del tiempo en el mundo actual, y de cómo juega un papel vital en la vida de distintos personajes de aire desolado. Una de sus piezas de videoarte más famosas, Electric Earth, de 1999, acompaña a un hombre que camino solo, de noche y sin rumbo por las calles de Los Ángeles ( http://www.youtube.com/watch?v=LSziysd2Duk ). Sus fotografías, para Uta Grosenick, editora de Taschen, parecen «fotogramas extraídos de una road movie». Sus imágenes, a menudo retocadas por ordenador o a mano a posteriori, tienen algo de mágiico e irreal, como ese búho sobre una cama observándonos tras la tormenta de plumas o ese búfalo entristecido que mira por la ventana. Doug Aitken, cuya obra ha sido calificada de grandilocuente e increíblemente ambiciosa, quiere romper la percepción normal con la que el espectador se presenta frente a una obra de arte, obligándole a mirar con nuevos ojos, desde nuevas perspectivas, en un constante flujo de muestras de gente solitaria.




Comentarios

Lo más leído en Litarco

El caso de la librería más bonita del mundo

"Mientras exista belleza, existen posibilidades para el libro impreso". Entrevista a Alejandra Acosta, ilustradora.

9915 Asociación de Coleccionistas Privados de Arte Contemporáneo