"Lurra", tres miradas a la tierra

Irene Cruz y Juan Yuste no se conocían en persona. Él admiraba la personalísima fotografía de ella. Ella, el arte agitado y multidisciplinar de él. Y en una edición de la feria Cuarto Público en Santiago de Compostela por fin se pusieron cara. Surgió entonces la idea de un proyecto en común. Yuste había realizado una serie de fotografías a las que llamó Lurra, que significa tierra en euskera. A Irene Cruz le gustó el concepto y decidieron partir de ahí. Se levantaban con el amanecer, todo niebla y grados baja cero, y se retrataron en unos bosques cercanos a Bilbao siguiendo la línea poética de Irene: desnudos, anónimos, mimétizados con la naturaleza, simbólicos. Quisieron presentar el proyecto a modo de fotolibro coleccionable como ya había hecho Irene Cruz con otros proyectos como Habitat, Blumen, Feelings, Equus...Y entonces llegó María JL Hierro, una ilustradora a la que sólo conocían por Instagram. Irene Cruz puso las fotografías, Juan Yuste las palabras y María JL Hierro las ilustraciones; y así surgió Lurra.


Adriana M. Berges, artista y comisaria, les invitó a exponer en el espacio de Nave73, donde ya había comisariado otras exposiciones. Junto al libro físico, el público puede ver las obras originales, fotografías, ilustraciones y textos, que forman parte de él. El pasado viernes 13 Irene Cruz y Juan Yuste presentaron Lurra a un pequeño publicó que intervino en primera persona en las performances que acompañaron a la explicación de todo este proceso narrativo que comenzó en las redes sociales y terminó en este magnífico libro. Tan sólo han producido una tirada de 120 ejemplares para que cada libro se convierta en una pieza única de estos tres artistas. Además, cada ejemplar viene acompañado de una pequeña fotografía original de Irene Cruz o intervenido por la ilustradora María JL Hierro.



Irene Cruz escribe sobre Lurra...
El proyecto se plantea a modo de diario, de recuerdo cosas que se han soñado como si fueran ciertas y cosas que se han vivido como si se hubieran soñado. Lurra es esa sensación de abandonar tu casa para volver a tu hogar. Lurra despierta desgarradoramente las ganas de vivir a la vez que el instinto de supervivencia, y así,  mirándose de arriba a bajo, se encuentran midiendo sus fuerzas silenciosa y secretamente. Ha sido una experiencia maravillosa colaborar con dos artistas tan interesantes que me han aportado tanta profundidad… vosotros lo veis así en papel muy normal, muy libro con sus portadas y sus hojas… pero Lurra esconde un mundo totalmente cuadrimensional, en el que sois la pieza que falta.


Juan Yuste escribe sobre Lurra...
Lurra significa tierra en euskera.
La materia de la que la tierra está hecha.
El mismo planeta.
El suelo.
Lurra es aquello que se resiste a la civilización. Es lo salvaje.
La certeza de que venimos de algo, de nuestro origen, de nuestro suelo. Saber que las raíces que son nuestros pies necesitan ese contacto gravitatorio.
Lurra es la sensación de como nuestro principio puede marcarnos.
Crecer hacia el gris más alto nos hace distintos.
Formados por una base húmeda y un techo oscuro.
Rodeados de verde profundo y un azul matinal en el aire.
La poesía de Lurra nace de una urgencia por regresar a lo natural, a nuestros brotes, al lugar germinal. En una sociedad civilizada donde todo es confuso y nada se mantiene, las reglas de la naturaleza son incomprensibles por su simpleza. 
También hacen una fuerte referencia al abandono que supone abandonarse en lo conocido pero olvidado, así como a la feroz marca que deja en uno el lugar donde crece, su paisaje, su luz, su olor.
Una forja al carácter y psique de la persona que vivió entre húmedos montes, nubes pardas y escuchando arroyos.
Lurra es la nostalgia de amar lo que nunca nos amará, la admiración ante algo que se alza triunfante ante nuestros fracasos, ante lo que seguirá después de nosotros.


María JL Hierro escribe sobre Lurra...
La Tierra es una gran huella. Yo desconozco quién la deja. A veces creo que ella misma se pisa. Y así avanza, paso a paso, viendo morir ríos y nacer montañas bajo presiones imposibles y naturales.
Para mi Lurra es un testigo de cómo yo la veo a ella o de cómo me deja verla: salvaje, cruel y bella. 
Gracias a este proyecto vuelvo a hacer conciencia de dónde estamos (el por qué lo desconozco), con quién nos cruzamos y cómo vivimos esta experiencia que a todos se nos regala al nacer: vivir aquí, en Lurra.



- Participa en el concurso #lurrabook
Si tienes cuenta de Instagram, hazte con tu ejemplar de Lurra y sube una foto posando con él a la red social acompañado del hashtag #lurrabook. Entrarás en el sorteo de una entrada para una de las obras de teatro de Nave73 y una pequeña obra original de los artistas. El ganador será elegido por el equipo de Nave73 y contactado personalmente antes del 1-12-2015. El resultado se anunciará también por redes sociales.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée