Lecturas para el estío

LOS LANZALLAMAS, Rachel Kushner (Galaxia Gutenberg)
Pedí esta novela porque estaba indignada. Leí un artículo que destacaba la casualidad -o no, quizás la evolución social- de que de los cinco mejores libros del 2013 según The New York Times, cuatro estuviesen escritos por mujeres. Uno de ellos, Los lanzallamas (The flamethrowers) ya había llegado a España de la mano de Galaxia Gutenberg. Un artículo me llevó a otro hasta que me topé con un debate en The Guardian acerca de si podía escribir una mujer la Gran Novela Americana. Acusaban a Rachel Kushner de escribir con un estilo "macho" adrede. Ella, inteligente, poco tenía que decir al respecto. A palabras necias -y retrogradas-, oídos sordos. Esta novela, según algunos críticos al nivel de Don DeLillo o Philip Roth, cuenta la historia de Reno, una joven de Nevada que se muda al Nueva York de los 70, deprimido, infestado de drogas y mafia, pero hervidero de nuevas corrientes culturales, para ser artista. En concreto, Land Art, a la sombra de Robert Smithson y su espiral en las salinas. Ella quiere trazar con su moto Varela 650 Supersport verde metalizada una linea que atraviese los salares de su ciudad natal. Allí, tras un accidente, pasará a formar parte del equipo Varela como la mujer más rápida del mundo. Empresa que pertenece a la familia de Sandro, su amante artista conceptual en la ciudad. Y entonces de Nueva York nos trasladamos a la Italia fascista, en los años previos a Mussolini, cuando el patriarca Varela formaba parte de una pandilla de motoristas "que estaban muy ocupados escribiendo poemas sobre las carreras, pintando cuadros de la velocidad". La historia es tortuosa y Reno llega a la Italia de 1977, cuando las protestas juveniles desembocan en los actos terroristas de las Brigadas Rojas, con una traición y un secuestro empresarial de por medio. Kushner no es "macho". En Los lanzallamas no hay cursilerías ni romanticismos -si es que es eso lo que el lector simplista espera encontrar en la obra de una mujer- porque en la vida de Reno no hay ternura. Se trata de una de esas novelas totales, cuya historia a veces parece inabarcable, algo densa en algunos pasajes, pero de lectura obligada para los acelerados, los insaciables, los amantes de la buena literatura, los que echen de menos a un narrador que parece conocer todas las historias. En los gestos de un individuo adivinamos el devenir de toda una sociedad.

NOBLES Y REBELDES, Jessica Mitford (Libros del Asteroide)
Nancy fue la más famosa de las seis hermanas Mitford encerradas en Swinbrook House, la mansión de la familia de alta cuna. Pero Jessica, la quinta hija, también escritora y simpatizante comunista durante toda su vida, afincada en España durante la Guerra Civil, traza en esta autobiografía el recuerdo de una familia aristócrata de principios del siglo XX de lo más enloquecida: un padre despótico al que Nancy describió como "el eslabón perdido entre el hombre y el homo sapiens"; las hermanas Diana y Unity Valkyrie casadas con fascistas e inclinadas al nazismo; la pequeña Deborah, que confesó tener una relación con John F. Kennedy. Todo con humor y algo de ligereza -teniendo en consideración la importancia de los temas que trata-. Para no perdérsela.

ALABANZA, Alberto Olmos (Literatura Random House)
Olmos es uno de los narradores mejor considerados de su generación, autor de obras que no dejan a nadie indiferente, como Ejército enemigo (la anterior a ésta), sobre el ambiente social en torno al 15M; colaborador de medios de referencia como Qué leer; y antólogo de la nueva generación de narradores de los 80 (Última temporada, Editorial Lengua de Trapo). Trae esta temporada una de esas historias ambientadas en un futuro cercano, con un nosequé apocalíptico del que no se dan muchos detalles, un tiempo en el que se ha extinguido la literatura y su protagonista, que aún quiere escribir, huye a un pueblo habitado por viudas sin conexión a internet. Es una historia de amor que abre con la sentencia "-No estoy enamorado de ti".

MAÑANA TODAVÍA, varios autores (Fantascy)
Doce distopías para el siglo XXI. Porque el Apocalipsis no tiene por qué ocurrir siempre en Estados Unidos. Puede estar protagonizado -y escrito- por españoles. Aunque suene raro. Si eres un enamorado/a de la ciencia ficción -como la que escribe- y del género distópico en particular, las doce historias que junta el escritor y periodista Ricard Ruiz Garzón te harán el verano muy entretenido. Aunque también harán que mires suspicaz todo a tu alrededor, buscando la semilla del futuro nefasto, sobre todo en las pantallas. Algunas narraciones resultan demasiado juveniles -ya que pertenecen a este género sus autores-, pero otras, como las de Bueso, Negrete o Elia Barceló, son un auténtico gusto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée