La Central, nuevo rincón de libros en Madrid



A las 19.00 de la tarde, hora prevista para la inauguración, ya no cabía ni uno más. Las cuatro plantas de la nueva sede de la librería La Central en el Postigo de San Martín (Callao) estaban abarrotadas de prensa, escritores, editores, empresarios, artistas, amigos especiales, famoseo y demás público variado. Era un acontecimiento con canapés, cerveza y vino blanco, en cuatro plantas de parqué y paredes de madera blanca con marcos enyesados. Una tragaluz dejaba caer el atardecer sobre el patio decorado con letras en bajorrelieve. Y en la última planta, ante una -literal- muchedumbre que se colocaba donde podía e intentaba oír sobre el griterío de los que , más abajo y copa en mano, se estaban dejando ver, un premio Nobel, un editor y uno de los escritores italianos más afamados del mundo y una fotógrafa. Mario Vargas Llosa, Jorge Herralde, Alessandro Baricco e Inge Feltrinelli fueron los encargados de inaugurar la nueva aventura de La Central, que está abierta al público desde hoy jueves 13 de Septiembre.
"Puede ser un acto demencial, contracorriente, suicida, en un mundo en el que las pantallas derrotan poco a poco al libro y vivimos una crisis sin fondo", comentaba Vargas Llosa. "Pero resulta algo absolutamente racional, no una ceguera, sino la convicción de que no existen leyes inflexibles y que la historia no está escrita. En una época que incita al pesimismo, es necesario tomar iniciativas a favor de lo que el libro representa". La librería La Central se fundó en 1995 por tres librerios de gran experiencia: Antonio Ramírez, Marta Ramoneda y Maria Isabel Guirao. Su primer establecimiento se levantó en la céntrica calle Mallorca de Barcelona, entre la Rambla de Catalunya y Balmes. Actualmente hay otras librerías en el Raval, el Macba, en el MUHBA, en la Filmoteca de Catalunya, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y en la Fundación Mapfre.
Ahora llega a una de las calles más céntricas de la capital madrileña, con una amplísima oferta que hará las delicias de todos los adictos a los libros y el merchandising artístico. La Central de Callao es una estrella colaboración con la librería Feltrinelli, que, juntos, quieren crear un nuevo modelo de librería del siglo XXI, abierta a una experiencia cultural compleja y completa: una gran programación de actos, presentaciones y talleres, un café-restaurante (El bistró) y una coctelería (El garito). El arquitecto que rehabilitó el edifico es Ricardo Marco y el concepto comercial ha corrido a cargo del equipo de diseño de Miguel Sal. Estanterías ordenadas y con 70.000 apetecibles títulos, parqué clara, una antigua escalera con forma acaracolada, paredes blancas, un luminoso patio central y una bodega tenue y aladrillada. La Central de Callao será un "lugar para el intercambio vivo de ideas, en el que cada día se podrá asistir a un debate, charla, presentación, curso, coloquio, taller, actividades para niños, concursos, escuchar un recital o un concierto...".
En tiempos de crisis histórica para la cultura, ponentes, directores y públicos se mostraron optimistas y recordaron al público lo importante que es mantenerse fuertes, moverse y emprender. “Paralizarse era la peor de las opciones. Frente a las ruinas, proponemos una reconstrucción sobre las ruinas, edificaremos con ética y creatividad, sin componendas ni pelotazos”, aseguraba Ramírez. Vargas Llosa glosó el único objeto que, según él, nos libra de la barbarie: “No existe nada que represente de forma tan meridiana la cultura, lo que nos aparta del caos, la violencia, las pasiones irracionales”. “El futuro está aquí dentro” aseguró Baricco, autor de Seda. Un nuevo espacio de creación, disfrute y discusión cultural.


Comentarios

Lo más leído en Litarco

Nuevos aires para Litarco

'Apegos feroces', de Vivian Gornick

Wish -books- list: H. P. Lovecraft.