11th-50 contemporary artists: LISA YUSKAVAGE

"I don’ t think there is an uninteresting person alive. It’s just that not everyone has access to themselves,  to the full range of thier emotional life. This is why my work often embarrasses me and why I need it to embarrass me."



Filadelfia, EEUU (1962)
A los 12 años empezó a tener sus primeros contactos con el mundo del dibujo, y ya por aquel entonces, los retratos humanos, sobre todo de mujeres, eran su temática predilecta. Obtuvo su BFA Tyler School of Art - de donde recibiría en un futuro más becas y premios- en la especialidad de pintura al temple, y posteriormente el MFA en la Universidad de Yale. Ha expuesto en muchas grandes ciudades de EEUU, Londres, México, Berlín, Pekín, Europa del Este, Milán, Bolonia, Roma, Moscu y París entre otros. Actualmente vive y trabaja en Nueva York.



"Soft Porn" ha sido el término mundialmente utilizado para definir las pinturas de Yuskavage. Sus desnudos femeninos examinan el erotismo y la admiración en sus rasgos más delicados y así en los más vulgares. Estas jóvenes de senos y caderas hiperdesarrolladas pueden ser un reflejo de la muñeca más famosa de la historia: la imposible Barbie. Son, además, las zonas más explotadas, comercializadas y vulgarizadas del cuerpo de la mujer en los medios de comunicación, la publicidad y la pornografía. ¿Qué puede quedar de hermoso en ellas? Yuskavage explora sus cuerpos, hermosos y luminosos, siempre cálidos, en posturas de reposo y en otras de alto contenido sexual, como la masturbación. Aunque su cuerpo desnudo constituye el principal atractivo de la obra, muchas veces sus rostros quedan ocultos, bien bajo sombras o translúcidos tras el cabello, convirtiéndolas en mujeres anónimas que representan al mundo entero. Son inocentes, pícaras, sensuales, refinadas. Amarillos, morados, rosas y verdes y decoraciones florales, de paisajes y sofás con los marcos más habituales. La luz juega con sus volúmenes y los oscurece o resalta a placer, sofocando la primer impresión chocante que se produce en el espectador al ver sus pinturas. En su obra se observa una clara influencia de su contemporáneo, profesor y amigo John Currin, mejor "pagado" que ella. Igual que en él, la influencia del retrato renacentista es notable.




Comentarios

Lo más leído en Litarco

El caso de la librería más bonita del mundo

"Mientras exista belleza, existen posibilidades para el libro impreso". Entrevista a Alejandra Acosta, ilustradora.

9915 Asociación de Coleccionistas Privados de Arte Contemporáneo