Mass-Museo

Lo cierto es que lo primero que se me vino a la cabeza cuando una mañana de sábado me acercó al Museo del Prado y vi que la cola de las taquillas lo rodeaba y tomaba el sol bajo la sombra de los árboles hasta casi al jardín botánico, pues cuando vi esa muchedumbre y me dije "me niego" y me fui al Caixa Forum, eso que se me vino a la cabeza fue "¿pero no se supone que la gente no va a la los museos?". Cierto es -me tomé mi tiempo en observarlos- que casi la mitad de los que allí había eran turistas. Alemanes, ingleses, franceses, holandeses y mucho japonés que venían a ver a Goya, Rubens y Velázquez. Los españoles principalmente van a las exposiciones temporales. Para unos y otros, es una cruz más en su guía Travel o su agenda semanal. Los colas de los grandes museos -véase Prado, Thyssen y Reina Sofía- están tan llenas de gente como la calle la noche anterior a que salga el nuevo iPhone -o peor, como un concierto del tal Bieber-. Hay tantas cabezas delante de las Meninas, la oreja pegada al audioguía, leyendo la biografía de Velázquez de la guía, que los tres o cuatro que van a disfrutar, de verdad, del placer estético, se dan media vuelta y vagabundean hacia otro lado. Como me pasó a mí. Entiéndase lo maravilloso que me parece que la gente visite los museos, tanto por la experiencia intelectual que se llevan a casa -los pocos segundos que han estado mirando, huecos, la obra- y el dinero que han dejado para los fondos del museo. Supongo que lo que tanto me molestó fue esa sensación de supermercado, de día de rebajas, de discoteca. Que vayan al museo con la misma actitud con la que luego verán el estadio Bernabeu y después entrarán a comprar a Zara. Como si el Arte fuese igual que todo lo demás, apto para todos los públicos. Porque supongo que esta es mi perla de la semana: el Arte no es para todos.

Comentarios

  1. Perdon, pero no estoy de acuerdo para nada contigo. El Arte SÍ es para todos. Me sorprende bastante tu afirmación. Soy estudiante de Historia del Arte y para mi si no fuese para todos te aseguro que carecería del sentido pleno por el que se caracteriza. El arte no nos pertenece como individuos forma parte del total de la historia de la creación y a unos privilegiados se le han otorgado unas habilidades artísticas para desarrollar una obra para el deleite y crecimiento de todos. Desde el más simple pastor se deleita y algo asciende en él cuando ve un arte puro. ¿O es que resulta ahora que el arte es sólo para un puñado de guays-snobs que parece que lo han inventado ellos algo que ha existido desde el principio de la creación como es el arte? Gran error en mi humilde opinión. Pero es sólo mi humilde opiniónl.
    Por cierto yo también soy ex-alumna del san gabriel´, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Me encanta que haya todo tipo de opiniones. Cuando me refiero a que el arte no es de todos quiero decir que no todo el mundo tiene la capacidad de apreciar el goce estético, y es algo que no tiene nada que ver con el dinero. No recuerdo haber puesto en el artículo que por tener dinero si aprecies el arte y por ser pastor no. Para nada. Pero supongo que tú como estudiante de Historia del Arte habrás oído el típico bufido delante de un cuadro de Picasso y la expresión "Vaya mierda. Eso también lo sabe hacer mi hijo". ¿De verdad crees que el arte es para esa persona? Yo no. Pero ésta es la sección de opinión, y siempre estaré encantada de que haya opiniones contrarias. Muchas gracias otra vez.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más leído en Litarco

Mi lista para celebrar el Día de las Escritoras

La cura de las escritoras locas

'Apegos feroces', de Vivian Gornick