Lectura: CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA (García Márquez)

Título: Crónica de una muerte anunciada
Autor: Gabriel García Márquez
Tipo de texto: Novela.
Sinopsis: "El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo". En un pequeño y conservador pueblo tropical, el rico Bayardo San Román y la joven Ángela Vicario contraen matrimonio, pero la felicidad no dura más que unas horas; cuando éste descubre que la joven no es virgen, la manda de vuelta a su casa, donde es víctima de tremendos golpes e insultos. Ella sentencia al culpable: el jóven y apuesto Santiago Nasar, vecino del pueblo, al que lo hermanos de la joven, en un día de fiesta, van a matar.


Supongo que para escribir o hablar de García Márquez (Nobel de Literatura 1982) uno tiene que lavarse las manos y enjuagarse la boca con jabón, como cuando insulta o dice mentiras. No es porque esté galardonado con los premios periodísticos y literarios más prestigiosos del mundo. Tampoco porque sus libros sean todos ellos best-sellers traducidos a decenas de idiomas. Supongo que será por esa sensación de invisibilidad (que estoy más que segura que él detestará que cualquiera la sufra) cuando estás frente a un genio. Alguien que puede vivir de la manera que quiera cada uno de los segundos de su vida porque sabe que es inmortal; éso es lo que yo entiendo por genio.
De su vida todos sabemos, y de que es un periodista de los inteligentes, los luchadores, los honorables, de aquellos a los que todos los que estamos enamorados del Periodismo desearíamos parecernos. Aquí vamos a hablar de una de sus obras más aclamada y, en particular, mi preferida (sí, incluso más que Cien años de soledad). Supongo que me quedo con Crónica de una muerte anunciado por ser una lección de estilo personal e inconfundible único. No hace falta leer más de un párrafo a ciegas para decir: ésto es un García Márquez. Él sabe jugar y entretejer los tiempos como nadie, narrando el presente en tono de epopeya y viajando al futuro para retroceder al pasado y adelantar y conectar acontecimientos con una agilidad impensable, sin dejar cabos atados, sin que suene forzado ni excesivamente mecánico. Llamarlos flash-back y flash-forwrd sería reducirlo a mero truco americano; es una linea de tiempo irreal, que sólo existe en la mente de un narrador que recuerda -SPOILER muchas de las cartas que recibe el escritor le preguntan quién era el auténtico amante de Ángela Vicario- un hecho doloroso e imborrable de la memoria de uno de esos pueblos tan tropicales, tradicionales y mágicos de García Márquez. Si la técnica es original, inimitable y por lo tanto perfecta, la historia de argumento sencillo pero resolución complicada y leerlo es como atender a la narración calmada de una leyenda, ¿qué queda decir? Bueno, que si presumes de ser amante de la buena literatura, serás un mentiroso -de los malos- si no tienes esta masterpieze en tu estantería. 



Comentarios

Lo más leído en Litarco

Mi lista para celebrar el Día de las Escritoras

La cura de las escritoras locas

'Apegos feroces', de Vivian Gornick