Las mujeres también leen -y escriben- cómics

Ésta es la semana de las viñetas en Madrid. Expocómic (12,13 y 14 de diciembre) vuelve una edición más al Pabellón de Cristal de Casa de Campo para combatir la idea de que el cómic es un género -o un arte- menor. ¿Aún queda alguien que lo piense? Pero esta edición también quiere guerrear con otra batalla más: la de la mujer como autora, protagonista y lectora del cómic. Teresa Valero ha sido la autora invitada a diseñar el cartel de esta edición 2014 que nos invita a "cherchez les femmes", "find the girls", "descubre a las mujeres"; o lo que es lo mismo, dar una mayor visibilidad al género que-hasta ahora- ha pasado desaparecido por estos lares. Además, la Asociación de autoras de cómic que participa en este encuentro ha organizado el ciclo de charlas "Charlando con Dafne" en el Museo ABC.

¿Aún no hemos descubierto a las mujeres en el mundo del cómic?
Bueno, creo que mucha gente no ha descubierto el mundo del cómic en general. Lo que es verdaderamente una lástima, porque es un medio riquísimo, que además está en un momento magnífico de variedad de formatos y temáticas, adecuadas para todos los públicos y todos los gustos. 
Pero también es cierto que dentro del mundo del cómic las mujeres estamos aún en minoría, aunque creo que es un panorama que afortunadamente cambia poco a poco. Un amigo que es profesor en la escuela de cómic JOSO me decía precisamente que ahora la mayoría de sus alumnos son chicas, cuando en los años anteriores no era así. 


¿A qué se debe esta invisibilidad?
Creo que hay un cierto a priori debido a la creencia (equivocada) de que los temas expresados por mujeres se dirigen principalmente a mujeres. Esto hace que algunas personas (no creo que sea la mayoría) decidan no acercarse o se acerquen con algunos prejuicios.
Basta tomar dos o tres obras escritas por mujeres para darse cuenta que cada mujer es un mundo, su propio mundo, y que no tienen más elementos comunes entre si que tendrían con otras obras hechas por hombres. 

¿Es una discriminación ligada al nacimiento de la disciplina? ¿Está solucionada o se está solucionando?
No es una discriminación distinta a la creencia (equivocada nuevamente) de que los comics son para niños o que si lees comics no eres lector de literatura. Son simplemente prejuicios. Creo que igual que es posible vencer esos “complejos” para acercarse al cómic en general es posible, deseable y aconsejable, acercarse a descubrir las obras de autoras féminas con curiosidad y sin ideas preconcebidas.
Y si, creo sinceramente y sin pecar de optimista naif que esto, igual que cada vez más gente encuentra en el cómic un medio que le produce unos valiosos instantes de placer, está en vías de solución. Conozco pocos lectores que rechacen un cómic porque su autor sea mujer. De hecho, creo que la mayor parte de ellos lee una historia sin preocuparse del sexo de su autor.

¿Podrías señalarlos un momento en la Historia, unos títulos, unas autoras, en que todo esto empieza a cambiar?
Si hay un momento en la historia yo no lo conozco. Sólo conozco el trabajo honrado y sin complejos de muchas mujeres que decidieron que el cómic era su medio de expresión y realizaron obras que, como en el caso de los hombres, nada tienen que ver unas con otras. Mujeres que no se plantearon si podían estar o no en ese medio, simplemente estuvieron. Desde Purita Campos a Núria Pompeya, de Annie Goetzinger a Claire Brétecher, de Fiona Staples a Jill Thompson, de Claire Wendling a Marjane Satrapi, hay un abanico inmenso de propuestas y estilos diferentes, transgresores, amables, conservadores, underground… ¿qué tienen en común? ¿Qué son mujeres? Es tan estúpido pensar que todas las mujeres se expresan de forma común como pensar que lo hacen los hombres o los niños.

¿Crees en esa afirmación que dice “los hombres escriben para hombres y mujeres y las mujeres sólo escriben para mujeres”?
Evidentemente no. En primer lugar, porque creo que los escritores escribimos principalmente para nosotros mismos, no pensando en si nos leerá tal o cual persona. Escribimos lo que nos gustaría leer o escribimos para buscar lógica a nuestras existencias, a nuestros problemas y frustraciones. Yo escribo así y entre la gente que conecta con mis historias hay una mayoría masculina.

¿Qué historias te gusta contar en tus cómics?
Como he dicho antes, me gusta escribir aquello que me gustaría leer. Desde muy pequeña me ha gustado fantasear inventando aventuras para aquellos personajes que me fascinaban. Me gustaba que vivieran cosas que sus autores no habían previsto para ellos, pero que yo deseaba verles experimentar. Ahora hago lo mismo. Me gustan las historias de género que exploran con sinceridad la psicología humana, las aventuras aparentemente simples que analizan conflictos humanos complejos y eternos como el odio y el amor, la venganza, los celos, el ansia de poder, la corrupción y la ética… En fin, lo que empezaron los griegos y aún hacemos: intentar entender la vida.

¿Y cuál es el papel de las mujeres como personajes de cómics?
Eso depende, evidentemente, del autor o autora que cree el personaje, de lo que quiera expresar y de a quién se dirija. En el cómic encontramos igualmente estereotipos pasivos meramente erótico-sexuales destinados al regocijo hormonal masculino como  personajes fuertes e icónicos como Adéle Blanc Sec o las mujeres de Corto Maltese. Personalmente prefiero, tanto en hombres como en mujeres, personajes ricos y cercanos a la complejidad que encontramos en la realidad, personajes que huyan del estereotipo. Como  mujer, prefiero encontrar personajes masculinos de carácter, sorprendentes, bien construidos y alejados de los tópicos. Por ello supongo que los hombres con una cierta exigencia lectora desean encontrar algo similar cuando topan con un personaje mujer. Y viceversa. Y todas las combinaciones que a uno se le ocurran.

¿Cuál es la situación actual de un autor de cómic en España? ¿Y de una autora? ¿Es distinta? 
Creo que en España estamos viviendo una época muy interesante en este aspecto. Como dije antes, creo que es una época dorada en la que la completa liberalización del formato y temas está ofreciendo el perfecto ambiente para que surjan multitud de obras interesantísimas y muy originales. Es el momento ideal para que cualquiera, sea cual sea su gusto, encuentre un cómic que le fascine. Aún así, estamos lejos de tener una industria saneada en la que la mayor parte de los autores puedan permitirse vivir exclusivamente de los derechos de sus obras. La situación de las autoras no es diferente.
Yo nunca he experimentado ninguna discriminación en este medio por ser mujer. Se me han dado las mismas oportunidades y he obtenido el mismo respeto y visibilidad que mis compañeros hombres.

¿A qué autoras nos recomiendas descubrir?
Uf, hay tantas que no sabría qué decir. A las que he mencionado anteriormente podemos añadir a Chloe Crouchadet, Carla Berrocal, Posy Simmonds, Ana Miralles, Emma Ríos, Margaux Motin, Mai Egurza, Montse Martín, Julie Maroh, Clara Soriano, Mamen Moreu, Las Pacheco… que me perdonen todas aquellas que no nombro y que según entregue esta entrevista vendrán a mi mente, porque son tan buenas como las que menciono.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée