Lectura: ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS? o Blade Runner (Philip K. Dick)

Título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Autor: Philip K. Dick
Tipo de escrito: Novela de ciencia-ficción
Sinopsis: Esta obra es una confusa pesadilla tecnológica entre el impreciso límite que existe entre la vida natural y la artificial. En un mundo arrasado por la Gran Guerra, lleno de restos tecnológicos, orgánicos, kippel y bloques fantasmales de cientos de casas vacías, Rick Deckard es un cazador de bonificaciones cuyo trabajo consiste en "retirar" a los androides Nexus 6 que se han revelado en las colonias del espacio exterior y han vuelto sin permiso a la Tierra para infiltrarse entre los pocos humanos que quedan.


No vamos a hablar mucho de la película. Que queda claro para empezar. La cinefilia le corresponde a otros geniales amigos de la blogosfera que saben de cine mucho más que yo. Pero diré que el film es una auténtica obra de arte y me encanta, sobre todo Rutger Hauer como Roy Batty y el final tan abierto y tan bien atado.


¡¡ATENCIÓN!! ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS, TANTO DE LA NOVELA COMO DE LA PELÍCULA


Philip K. Dick (Chicago 1928 - California 1982) escribió numerosas historias de ciencia ficción en las que trató todo tipo de temas filósoficos, políticos o metafísicos. En sus alucinadas historias se ocultaban críticas al devenir de los tiempos. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es la encarnación futurística del actual silencioso debate acerca de la inteligencia artificial. Hoy día el ser humano ya es capaz de fabricar complejísimos y útiles robots. Los japoneses han expuesto algunos modelos con apariencia humana, pero aún absolutamente distinguibles de las personas reales. Pero, ¿y si llegase el día en que, la persona con la que te cruzas en el portal de tu casa, el camarero que te atiende, la actriz que tanto te encanta, pudiese ser un robot creado en una fábrica? Los robots humanoides de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? son indistinguibles de los seres humanos; son, incluso, más hermosos, fuertes e inteligentes que ellos. Perfeccionamiento. Un, quizás, amago de selección natural que se ha pasado por la cabeza de los andrillos. Porque piensan, complejamente y con libre albedrío, y no a través de una serie de directrices programadas en su cerebro de circuitos. Son capaces de reaccionar por ellos mismos. Y lo que mueve el significado de la historia: de emocionarse. El test Voigt Kampff es el único método para detectar a un Nexus 6 oculto entre la población. Este test mide la empatía, la capacidad de ponerse en la piel del otro y alegrarse por su dicha y sufrir por su dolor. Los andrillos -aparentemente- no son capaces de ponerse en la piel de otro; ni siquiera se moverán para salvar a sus compañeros. Pero en la novela Roy llora la muerte de su amante Irmgard Baty, y en el film la de su amante Pris -una de las diferencias que a continuación enumeraré-. ¿Son, entonces, los andrillos capaz de experimentar sentimientos de amor, miedo y cólera? En el film, Roy Baty le dice al cazador Rick Deckard -genialmente interpretado por Harrison Ford-: "Ahora sabes lo que es vivir con miedo". ¿Qué les diferencia entonces de los seres humanos?


El significado de la película da para toda una noche rodeado de café y buena compañía. La duda final que siembra Scott, ¿es Rick un andrillo? -mi respuesta es que, obviamente, y lo cual hace la historia la obra de arte que es, SÍ- no se presenta en la novela. En ningún momento dudamos de la humanidad del cazador de bonificaciones -jamás llamado como Blade Runner- Rick Deckard. Sus dudas, su evolución, sus contradicciones y su imperfección son muy humanas. Quizás sea ésto lo que sí que nos diferencia de los andrillos.


Pasando a aspectos concretos, jamás he visto una novela original y una adaptación cinematográfica con diferencias tan sustanciales. Éstas son algunas de ellas, que convierten a novela y film casi en dos historias distintas:
- La sociedad en la Tierra está apegada a una nueva religión o corriente psicológica llamada mercerismo, mediante la cual todos los humanos del planeta se conectan por unos instantes y entremezclan sus buenos y malos sentimientos, así como el dolor. Ésto no aparecer en el film.
- La novela está ambientada en San Francisco y el film en los suburbios de Los Ángeles.
- El planeta Tierra está cubierto por un polvo nocivo y nuclear que acaba, poco a poco, con la salud de los habitantes. Hay días en que su espesor no deja ver el Sol y hace imposible salir a la calle. No se menciona tal amenaza en la película.
- Gran parte de la historia de la novela gira en torno a la adoración que la sociedad futura siente por los animales. Matar a un mosquito es un crimen imperdonable, y toda persona, si quieres ser considerada digna de respeto, ha de poseer a un animal de compañía al que cuidará mejor que a él mismo. En el caso de no poder permitirse uno de verdad, hay compañías que fabrican animales eléctricos mucho más barato, pero ésta réplica resulta un tanto vergonzosa para sus dueños. En la película no aparece ni un animal, salvo ese unicornio que lo cambia todo -y que no aparece en la novela-.
- En la historia original, Rick Deckard está casado con su esposa Iran, depresiva y melancólica, mercerista y necesitada de la compañía ajena, y Rick la ama y se preocupa por ella. En la película hay distintas versiones: en la primera versión se dice que Rick está divorciado; en el montaje final no se pronuncia nada de su mujer.
- Rick Deckard es un cazador de bonificaciones orgulloso de su trabajo. Lo hace muy bien y puede ganar bastante dinero con ello. A lo largo de la novela, tras el contacto con los andrillos, el apego a su profesión irá desapareciendo. En la película, Rick está en proceso de retiro de su trabajo, el cual ya no le agrada desde un principio.
- Los andrillos que Rick retira ocupan profesiones distintas. En la novela Polokov y Garland son policías infiltrados y Luba Luft cantante de ópera. En la novela, uno vaga por las calles y la otra es bailarina en un striptease. Las muertes también son completamente distintas.
- En la novela aparece una comisaria ajena a la que comanda las acciones de Rick y otro cazador, Phill Resch, un personaje con una historia muy rica en el trato con los andrillos. Este personaje no aparece en el film; ningún otro cazador.
- Rachel Rosen. En ambas historias es una androide que trabaja para la compañía Rosen, pero las diferencias son sustanciales. Mientras que en la novela finge desconocer su verdadera naturaleza y luego ofrece ayuda a Rick en la caza de andrillos para, en realidad, tratar de venderle como ya hizo con otros cazadores, en la película desconoce que es una Nexus 6, su conocimiento la perturba, y huye en busca del refugio de Rick, hacia el cual se siente profundamente atraída. Es un cambio vital para ambas historias. Eso sí, en ambas se acuestan juntos.
- Eldon Rosen, director de la compañía fabricante de andrillos, sólo aparece una vez en la novela: cuando Rick va a probar el test Voigt Kampff a la compañía y descubrir la auténtica naturaleza de Rachel. No hay ninguna escena dramática de creador-creación con Roy Batty como en el film.
- J. R. Isidore es un "especial" -afectado genéticamente por el polvo nuclear y sin permiso para trasladarse a las colonias- que oculta en su casa a los andrillos, porque, por primera vez en su vida,, se siente útil para alguien. Nada que ver con J. F. Sebastian, ingeniero J. F. Sebastian.
- El propio Roy Batty. Aparece al final de la novela y apenas ocupa unas escenas. Es un hombre inmenso, fuerte, desagradable, de cara chata y achinada que, a pesar de esforzarse en ocultar a los suyos, muere rápidamente pocos segundos después de su amante Irmgard Batty. En el film es un personaje infinitamente más complejo; gran parte de la historia gira en torno a él. Su lucha, su miedo, su sufrimiento, sus ansias desmedidas por vivir siembran la duda sobre la dignidad vital de los andrillos en Rick. Además, un Rutger Hauer inmenso, fuerte, albino y de ojos azules brillantes abiertos bajo la lluvia es una visión mucho más hermosa y poderosa que la que presenta Dick en su novela. Sólo por este personaje, la balanza se decanta por la película.
- Los finales son completamente distintos. La posibilidad de los recuerdos insertados en la falsa memoria de Rick siembre la duda sobre su naturaleza y, como ya he dicho, bordan el film. En la novela, Rick retira a todos los andrillos y vuelve a su casa. Ha estado en el fin del mundo. Los ha creído humanos y ha acabado con lo que no sabía si eran vidas auténticas. Está cansado y el mal al que parecía estar predestinado se le escapa entre los dedos. Iran le acaricia mientras se duerme y llama al servicio de animales eléctricos. Cada cual preferirá un final, yo esta vez, y casi como excepción, me quedo con la historia de Ridley Scott.






En cuanto a los aspectos técnicos de la obra literaria hay algunos aspectos que me gustaría comentar. Está claro que, en obras de este calibre, la técnica acaba perdiendo importancia bajo la fuerza de la historia, que  veo mucho más potente en el fil y confusa y dispersa en la novela original, si bien la reflexión filosófica es la misma. El estilo de Dick es rápido, ágil, enunciativo, sin metáforas, extensas descripciones o desviaciones. Ésto en parte se agradece, pero por otro lado deja una historia muy potente a merced de una técnica algo pobre. El mayor error que veo en la novela es que enuncia los sentimientos y evolución de los personajes; es decir, dice, que no cuenta. El arte tiene que contar; para decir ya están las ciencias sociales. Sería mucho más rico que a través de acciones viésemos la evolución de Rick, por ejemplo, en la duda de si los andrillos realmente no merecen la vida, a través de un movimiento confuso o de unos ojos cerrados a la hora de matar a Roy Batty, que simplemente escribiendo un monólogo en el que Rick se diga a sí mismo: "mis sentimientos han cambiado. Ya no estoy seguro de la naturaleza de los Nexus 6. También me han rechinado algunas escenas de la historia en las que Rick, de repente, se da cuenta de algo importante, de que lo están engañando, de que debe salir corriendo o de que lo que tiene delante es un andrillo que quiere matarle. El cambio en la historia ocurre de repente; no se explica ni se dramatiza, y esto desconcierta al lector, que muchas veces se queda sin saber por qué ocurren algunos acontecimientos de la historia. Por último, el final flojea, se deshincha. La historia ha ido prometiendo un clímax de gran tensión entre los últimos andrillos y Rick y, cuando llega el momento, abre una puerta, evita un disparo, y se carga a los dos Nexus 6 más letales en menos de un minuto. Uno se queda con ganas de más, de mucho más.


Con todo, la película ya sabéis que es un clásico imprescindible para hay que ver, destripar, discutir una y otra y otra vez. Pero también darle una oportunidad a la historia que la inspiró, que siempre quedan tan olvidadas, mordiendo el polvo en un almacén. Para los que seáis de Madrid, buscarla en la Casa del Libro de la Calle Fuencarral. Por lo visto, traen pocos números a las tiendas y desaparecen nada más llegar.


VÍDEO


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lit Ar Co celebra el #Díadelaslibrerías

Convocatoria abierta para #Sobredosis2017

Wish -books- list: la rentrée