Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

¡Ya está aquí #Sobredosis2017!

Imagen
#Sobredosis es un proyecto expositivo que plantea una metáfora visual en torno a la sobreexposición informativa que todos padecemos como ciudadanos inmersos en una sociedad dominada por los medios de comunicación masiva. #Sobredosis2017 se concentra en un medio de comunicación específico predominante en el tejido 2.0 actual: las redes sociales.
Esta muestra, compuesta por 29 jóvenes artistas procedentes de diversas disciplinas, cuestiona hasta qué punto el individuo es capaz de asimilar correctamente este “chute” informativo, visual y colectivo, además de plantear cuestiones acerca de sus usos. Estas cuestiones rondarán las problemáticas en cuanto a niveles de popularidad, “likes” a discreción, necesidad del “follow me”, estrategias de mercado, #nosehablarsinhashtag, marketing, síndromes narcisistas, “selfie” y otros retratos.
#Sobredosis nació en febrero de 2015, basado sencillamente en la sobredosis de cualquier medio de información. Debido a su éxito y buena acogida se repitió en fe…

Objetos Bonitos No Identificados: por qué colecciono

Imagen
Soy coleccionista. Y muchas veces me he preguntado por qué uno se hace coleccionista. Es incómodo, de verdad; no tengo espacio para colocar más piezas y me echo a temblar al pensar en una mudanza. Y aún así colecciono. ¿Por qué? Creo que no es tanto por el consumir como por el poseer. Me gusta tener, usar, colocar, ver... cosas bonitas -o al menos a mí me parecen bonitas- que dicen algo acerca de mí, de cómo o soy o de lo que me gusta. Colecciono figuras de búhos; tengo más de 60 o 70, perdí la cuenta hace una decena de ellos. Colecciono robots de aspecto vintage; de esos sí que llevo la cuenta: son siete en el cabecero de mi cama.
A pesar de estas cifras, mi auténtica colección, la que de verdad me obsesiona, pero también la que más disfruto y a la que más partido saco, es a la papelería.
Me vuelven loca los objetos de papelería y sé que es una locura compartida por muchos. Postales, bolígrafos, estuches... y cuadernos. ¡Ay, los cuadernos! Enormes y pesados, del perfecto tamaño DINA-5 …