Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Un arte que no es de este mundo

Imagen
Hay algo en lo desconocido que nos atrae irremediablemente. Pero también nos aterra. No podemos estar solos. No es posible. En un cielo en el que hace tiempo que Dios murió, algo más debe de haber. En el espacio vacío que rodea al planeta Tierra caben todas nuestras fantasías, y de ellas nos alimentamos: de lo que no es pero podría ser. Ésta bien podría ser la idea de la que partió la comisaria independiente Danielle Tilkin para organizar Arstronomy: incursiones en el cosmos, hasta el 30 de agosto, una de las más delirantes y grandes exposiciones organizadas últimamente en La Casa Encendida. Articuló obras varias de más de 30 artistas internacionales en las que aparecía todo lo desconocido que podría llegar desde el cosmos en sus más diversas formas: a veces es sólo un luz titilante a lo lejos; otras, un artista perfectamente cuerdo dando testimonio de un avistamiento. La exposición vino acompañada en el pasado mes de mayo, los días 27 y 28, de las jornadas "Encuentros en el ciel…

Alice y la búsqueda de la individualidad

Imagen
Fue el 4 de julio de 1862 cuando Charles Dodgson, diácono y profesor de matemáticas de la Universidad de Oxford, tomó un pequeño bote para navegar por el río hasta Godstow´, acompañado de las tres pequeñas Liddell, hijas de otro profesor de la universidad. Inquietas por el bochorno, el matemático decidió inventar un mundo de maravillas con el que entretener a las pequeñas. Después sucedió algo que le alejó de la familia Liddell, fotos de las hijas entre las páginas de los libros de su biblioteca, pero ese ya no es nuestro hombre.
El 4 de julio de 1865apareció una pequeña novela tituladaAlice in Wonderland. El primer ejemplar fue para una niña llamada Alice Pleasance Liddell; el segundo, para la princesa Beatriz. Lo firmaba un tal Lewis Carroll, que fue otro hombre muy diferente al huraño y enigmático Charles Dodgson. Carroll, por el contrario, escribió una novela que durante mucho tiempo se consideró infantil, como mucho adolescente, y cuya lectura, con sus animales que hablan, una niñ…